El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, comienza hoy un viaje que lo llevará a Londres y París para demostrar que su país no es un "paraíso fiscal", como lo calificó su homólogo francés, Nicolás Sarkozy, en nombre del G20, informó un portavoz de la Presidencia panameña.

Martinelli y su comitiva, integrada por los ministros Roberto Henríquez, de Relaciones Exteriores, Ricardo Quijano, de Comercio e Industrias, y Frank De Lima, de Economía y Finanzas, así como por el director de la Policía Nacional, Gustavo Pérez, tiene previsto llegar al Reino Unido como primera escala de este viaje, indicó hoy a Efe la fuente presidencial.

La fuente, que no precisó la hora de partida del gobernante panameño, dijo que Martinelli realizará en el Reino Unido una visita oficial de tres días y a Francia de dos, y destacó que en ambos países participará en la Feria Panamá Invest, destinada a atraer inversiones para su país.

Un comunicado oficial del pasado jueves señala que durante su estadía en Londres, Martinelli se reunirá con el primer ministro británico, David Cameron, y el viceprimer ministro, Nick Clegg.

La agenda de trabajo comenzará mañana con varias audiencias y una reunión con el ministerio de Hacienda del Reino Unido (HM Revenue and Customs), donde se hablará sobre el Tratado de Doble Tributación con este país".

"En ocasión de esta visita, se realizarán las conversaciones para lanzar el proceso de negociación para la firma del Tratado de Doble Tributación con este país", aseguró la Presidencia panameña.

La agenda de trabajo en la capital londinense concluye con el Panamá Invest, cita en la que se espera la participación de empresarios británicos para conocer las ventajas competitivas de invertir en Panamá.

El próximo miércoles, Martinelli viajará a Francia para cumplir con una agenda de trabajo de dos días que incluye una audiencia con Sarkozy.

En París, el gobernante panameño también mantendrá reuniones con el presidente de la Asamblea Nacional, Bernard Accoyer, y concluirá su visita oficial, el viernes 18, con su participación en otra feria de Panamá Invest que se realizará en París.

"Durante esta visita se evaluará el tema de la operación fiscal, ya que el Tratado para Evitar la Doble Tributación con esta nación fue ratificado por Panamá y se está en espera que sea ratificado por este país europeo", detalla un comunicado de la Presidencia panameña.

Igualmente, Martinelli conversará con Sarkozy sobre el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y la Unión Europea, puesto que Panamá es el principal socio comercial y de inversiones de la Unión Europea en la región.

El pasado lunes el canciller Henríquez calificó de "actitud hipócrita" y ataque "vil" del G20 el haber catalogado a Panamá como "paraíso fiscal", mientras muchas de sus empresas aprovechan su prosperidad para realizar inversiones.

Henríquez dio sus declaraciones en una conferencia de prensa tras reunirse con el cuerpo diplomático acreditado en Panamá, incluyendo a representantes de los países miembros del G20.

Para Henríquez, el G20 utilizó un informe de muy "vieja data", de mayo de 2010, para emitir una opinión que le hace mucho daño a la imagen internacional de Panamá, y que no toma en cuenta los cambios estructurales hechos en las leyes panameñas en el último año y medio en materia fiscal, ni la firma de por lo menos ocho de los doce tratados de doble tributación que posee.

El 4 de noviembre pasado el presidente francés mencionó a un grupo de países que incluía a Panamá y a Uruguay, que según el G20 aún no han establecido un marco legal para luchar contra la evasión fiscal.