El Gobierno argentino anunció hoy el envío de asistencia humanitaria a El Salvador, Nicaragua y Honduras para atender las necesidades surgidas por las intensas lluvias que afectaron a Centroamérica y dejaron más de un centenar de muertos.

La Comisión de Cascos Blancos coordinó el envío a El Salvador de "diez carpas estructurales, pastillas para potabilizar 8 millones de litros de agua y mil frazadas", precisó un comunicado de la Cancillería argentina.

El Gobierno también dispuso "el despliegue inmediato de un equipo de voluntarios de Cascos Blancos compuesto por expertos en manejo integral de suministros en emergencias y en campamentos de evacuados", señaló la nota oficial.

Las inundaciones originadas por las intensas lluvias ocasionaron en El Salvador al menos 34 muertos en octubre pasado.

Argentina también anunció el envío de suministros a Nicaragua y Honduras, "tales como pastillas potabilizadoras, frazadas y carpas estructurales", indicó el comunicado.

"Esta situación excepcional, que ha traído aparejada la saturación de los suelos y el crecimiento de los ríos y de los cursos de agua, ha ocasionado un gran número de pérdidas humanas y materiales", lamentó la Cancillería.