El presidente de la Cámara de Diputados y el de la Cámara de Senadores de Bolivia, Héctor Arce y René Martínez, respectivamente, pidieron hoy a las autoridades de Perú que ratifiquen un protocolo que permitirá la construcción de un anexo de la Escuela Militar de su país en el puerto peruano de Ilo.

Una delegación del Legislativo boliviano visitó hoy Lima para explicar que el acuerdo, suscrito durante el pasado Gobierno de Alan García (2006-2011), no afectará la soberanía peruana, porque su fin será únicamente académico, según dijeron.

"Hemos explicado que la construcción de un anexo de la Escuela Naval boliviana, situación que ha sido contemplada y suscrita por ambos Gobiernos, no afecta en nada, jamás lo haría, a la soberanía y a las determinaciones libres y soberanas que pueda tomar el Estado peruano", afirmó Arce en una rueda de prensa.

La delegación de asambleístas bolivianos está integrada también por el senador Juan Enrique Jurado y los diputados Javier Zavaleta, Carmen Rodríguez, Mauricio Muñoz, David Cortez y Juan Luis Gantier.

Los legisladores se reunieron hoy con el ministro peruano de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo, con el presidente del Congreso, Daniel Abugattás, y con los integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento peruano.

En la rueda de prensa, ofrecida tras el encuentro con Roncagliolo, Arce aseguró que el anexo será "una repartición académica para la formación de los marineros bolivianos".

Añadió que el acuerdo, que ya fue ratificado en la Asamblea Legislativa de Bolivia, obedece "a la irrenunciable posibilidad de volver a las costas del Pacífico de manera soberana" y recordó que su país tiene una Armada que fue creada por el mariscal Antonio José de Sucre.

"Lo decimos con humildad y profunda convicción, de que Bolivia se considera y se ratifica como un país con derecho a una costa soberana en el océano Pacífico", indicó.

Tras la reunión con el presidente del Congreso peruano, René Martínez, señaló, por su parte, que la visita también buscó "un acercamiento y un abrazo de integración" entre los parlamentos de ambos países.

El presidente de la Cámara de Senadores boliviana dijo que la ratificación del acuerdo con Perú es una preocupación de las autoridades de su país, aunque se mostró optimista de concretar el proyecto.

Según el acuerdo suscrito el año pasado por Alan García y Evo Morales, el anexo naval boliviano se construirá en 3.000 metros cuadrados cedidos por Perú en el puerto sureño de Ilo y albergará a unos 250 efectivos, entre alumnos, instructores y personal de apoyo.

El protocolo, que amplió un acuerdo firmado en 1992, también autoriza que los buques de la armada boliviana naveguen en esa zona con fines de cooperación e instrucción.

Además, Perú renovó por 99 años las facilidades portuarias y de libre tránsito por Ilo para las exportaciones bolivianas y abrió la posibilidad de instalar industrias en la Zona Franca del puerto.

Bolivia se quedó sin acceso al Océano Pacífico al perder su franja costera en una guerra que libró junto a Perú frente a Chile, en las últimas décadas del siglo XIX.