El presidente estadounidense, Barack Obama, se reunió anoche tras la cena de trabajo de la cumbre del G20 con los miembros del Eurogrupo para conocer las medidas adoptadas por los europeos para hacer frente a la crisis de la deuda soberana y a la grave situación de Grecia.

Según han informado fuentes del Ejecutivo español, tras concluir la cena, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha trasladado al jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero; a la canciller alemana, Angela Merkel; y al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, el interés de Obama por la situación europea.

Los miembros del Eurogrupo que participan en el G20 se han reunido entonces con Obama para explicarle las iniciativas adoptadas en la cumbre celebrada en Bruselas la semana pasada, entre las que se incluyen la recapitalización de los bancos, la quita de un 50 por ciento de la deuda griega y la activación de un fondo de rescate dotado con un billón de euros.

El encuentro ha durado cerca de una hora y, según han informado a Efe al concluir la cita las fuente del Gobierno español, los miembros de la zona euro han explicado al presidente estadounidense los diferentes escenarios que se pueden abrir en Grecia debido a su crisis política y económica.

Le han trasladado también su decisión de agilizar la puesta en marcha del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para que actúe como un cortafuegos y evite el contagio de la crisis de Atenas a otras deudas soberanas de la zona euro.

En la reunión con Obama han participado también los presidentes del Consejo europeo, Herman van Rompuy, y de la Comisión, Jose Manuel Durao Barroso, además de la directora general del FMI, Christine Lagarde.

Los presidentes han estado acompañados en la cita por sus respectivos ministros de Economía, según han apuntado las fuentes del Ejecutivo español.

Obama ha insistido hoy en Cannes en la necesidad de que Europa decida los detalles de su plan contra la crisis de la deuda y los ponga en práctica lo antes posible para evitar un contagio de la situación griega.

A su juicio, la tarea más importante del G20 "es resolver la crisis de la eurozona".