Un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) debería cerrarse antes de 2015 ante el avance comercial chino, sugirió hoy en Asunción el eurodiputado español Emilio Menéndez del Valle.

Menéndez del Valle afirmó en rueda de prensa ofrecida en Asunción que desde el Parlamento europeo "estamos continuamente llamando la atención, lanzando mensajes" para que una asociación comercial, que lleva años de negociaciones, "se lleve adelante".

"De ahí que es fundamental concluir ese acuerdo (...), con muchos millones de personas, con potenciales actores", indicó, al explicar que un área de libre comercio "dinamizaría de tal manera el comercio y la relación e inversión bilateral, que alejaría así, con todo respeto para Pekín, el peligro (comercial) chino".

"Si no se llega a un acuerdo, eso significará que hacia el año 2015, según estimaciones oficiales, el comercio e inversiones entre América Latina y China habrá superado el comercio e inversiones de la Unión Europea y América Latina", aseveró el eurodiputado socialista.

Menéndez matizó así a las perspectivas en torno a la VII ronda de negociaciones biregionales que la próxima semana se realizará en Uruguay, país que ejerce la presidencia semestral del Mercosur, bloque suramericano formado además por Argentina, Brasil y Paraguay.

El vicepresidente de la delegación, el eurodiputado popular francés Jean-Pierre Audy, apuntó, por su parte, que "China está presente en todas partes del mundo" y sostuvo que América Latina y Europa deben aliarse para construir "mayoría política".

Audy explicó que el objetivo de las negociaciones apunta a establecer "un paquete" de medidas con vistas a la próxima cumbre de Unión Europea-América Latina y el Caribe, programada para julio de 2012 en Santiago de Chile.

Esa cita se llevará a cabo luego de las elecciones presidenciales en Francia, uno de los países comunitarios con mayores objeciones al acuerdo por su defensa al sector agrícola, aunque Audy considera que ese factor no incidirá en la marcha de las negociaciones.

"Las cosas cambian, las cosas de hace diez años no son las mismas de ahora. Los jefes de Estados no pueden hacer las cosas solos y necesitamos esta idea de construir, tomar todos los aspectos, medio ambiente, normas", entre otros, señaló Audy.

La delegación de la UE, integrada además por la española Esther Erranz y la portuguesa Ilda Figueiredo, mantuvo en Asunción una serie de contactos con las autoridades paraguayas, entre ellas el presidente del Congreso, Jorge Oviedo Matto.

"La trascendencia de la visita se circunscribe al momento crucial de las relaciones Unión Europea-Paraguay, caracterizado por un significativo incremento de las visitas bilaterales", indicó la UE en un comunicado.

En ese sentido, la representación comunitaria recordó la visita oficial del presidente paraguayo, Fernando Lugo, el pasado mayo.