La Policía en San Francisco enfrentó esta madrugada a decenas de participantes en las protestas callejeras que ayer interrumpieron las actividades en el puerto de esa ciudad de California (oeste), informa hoy el diario Los Angeles Times.

Los destacamentos policiales de San Francisco avanzaron hacia el campamento que los "indignados" establecieron hace semanas cerca de la Alcaldía y que, por órdenes de las autoridades municipales, debió haber desaparecido la semana pasada.

La jornada de protestas -similares a las de "Ocupemos Wall Street", que se han replicado en decenas de ciudades- había transcurrido pacíficamente cuando más de 8.000 personas en una autodenominada "huelga general" se dirigieron hacia el puerto.

Pero al anochecer empezaron las tensiones entre la Policía y los "indignados" en las cercanías de la Alcaldía, según relata el diario.

Los manifestantes ingresaron en un edificio vacío y lo declararon "centro comunitario". Otros participantes de la movilización levantaron una barricada, presumiblemente para impedir el avance policial.

Alrededor de la medianoche se hicieron presentes en el sitio destacamentos de policías con equipo antidisturbios, y los manifestantes incendiaron la barricada, tras lo cual empezó el intercambio de pedradas y botellas desde un lado y gases lacrimógenos del otro.

Según el diario, decenas de personas fueron arrestadas.

Entre tanto, en la costa este del país, en Baltimore (Maryland), las autoridades cortaron el suministro de electricidad en el área de la plaza McKeldin, donde los "indignados" han acampado durante casi un mes, privándoles del uso de computadores, televisores y artefactos para cocinar.

Un portavoz de la alcaldesa Stephanie Rawlings Blake dijo que la medida responde a preocupaciones por la seguridad después que los inspectores municipales determinaran que el gran número de artefactos en uso creaba un peligro de incendio.