Las fuerzas armadas británicas que participaban desde el pasado marzo en la misión de la OTAN en Libia comenzaron ayer a regresar al Reino Unido tras la decisión adoptada ayer por la OTAN en Bruselas de finalizar su misión el próximo lunes, informó hoy la cadena pública británica BBC.

El Consejo Atlántico, reunido en el nivel de embajadores, ratificó la decisión provisional tomada una semana antes de concluir la operación "Protector Unificado" el 31 de octubre, justo siete meses después de su inicio, a pesar de la petición del Consejo Nacional de Transición para que la continuara.

Anoche seis aviones Tornado GR4 regresaron a su base de Marham, en el condado de Morfold, procedentes de la base aérea de Gioia Del Colle, en el sur de Italia, desde donde operaban.

El resto de activos británicos destinados a la misión en Libia, entre ellos otros 10 Tornado GR4, dos aviones de repostaje en vuelo modelo VC10 y dos aviones de vigilancia E3D Sentry y Sentinel, regresarán en los próximos días.

En su punto más álgido, el Reino Unido destinó a la operación 2.300 efectivos, 32 aviones y cuatro barcos comprometidos con la campaña libia, con un coste total de 169 millones de libras (182 millones de euros).