La cumbre de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) que se celebra en la ciudad australiana de Perth, entró hoy en su segundo día con el debate de la reforma interna, el futuro de Fiyi, la salud, la seguridad alimentaria, el desarrollo sostenido y el cambio climático.

Los más de 50 líderes de la Commonwealth mantendrán un debate privado o "retiro" en el que también se discutirá un polémico informe de expertos para reformar la estructura del grupo.

Las recomendaciones de este informe incluye la adopción de un estatuto que plasme los valores de esta asociación y el nombramiento de un comisionado de derechos humanos, aunque esta propuesta cuenta con el rechazo de varias naciones.

En la primera jornada, se abrió la puerta a intervenciones tempranas en casos de violaciones de los derechos humanos y del estado de derecho en los Estados miembros.

Antes del "retiro", la primera ministra de Australia, Julia Gillard, se reunió con el primer ministro británico, David Cameron, para abordar el problema de la deuda soberana en Europa y la forma de afrontarla en la reunión que el G20 celebrará en Francia el próximo mes, y otros asuntos de interés como Afganistán.

Según la agencia local de noticias AAP, Cameron indicó que acordaron la necesidad de "remover los obstáculos del crecimiento mundial".

Respecto a Afganistán, Gillard señaló que ambos países mantienen "un fuerte compromiso" en ese país asiático.

Por otro lado, Australia, Canadá y Reino Unido, entre otros, hicieron hincapié hoy en la lucha contra la polio y, en el caso de los dos primeros, ofrecieron más ayudas.

Más de 4.000 policías se han desplegado en Perth para garantizar la seguridad de la cumbre y se ha creado una zona de exclusión alrededor del Centro de Exhibición y Convenciones, mientras aviones de combate y helicóptero vigilan la ciudad.

Mientras tanto miles de personas se preparan para participar en una gran barbacoa australiana, acto con el que la reina Isabel II de Inglaterra cierra su visita de diez días a Australia.

Un grupo de "indignados" pernoctó en el centro de la ciudad a pesar de la prohibición gubernamental.

El portavoz del movimiento "Occupy Perth", Alex Bainbridge, dijo que la protesta continuará durante el fin de semana e insistió que será pacífica.

La Commonwealth es una asociación voluntaria de 54 Estados soberanos que, con la excepción de Mozambique y Ruanda, comparten lazos históricos con el Reino Unido.

Fiyi, gobernada por los golpistas que se hicieron con el poder en 2006, fue suspendido hace dos años por retrasar las elecciones democráticas, mientras que Zimbabue abandonó el bloque en 2003 después de su suspensión.

Los países miembros tienen una población conjunta equivalente a un tercio de los habitantes de la Tierra.