Una presidenta de mesa que custodió la urna hasta en el baño, un exmandatario que pidió disculpas por sus "errores" y un prófugo capturado al ir a cumplir con su deber de votar fueron algunas de las anécdotas de la jornada electoral que vivió hoy Argentina tras una aburrida campaña.

Los comicios también se palpitaron en las redes sociales, como Twitter, en la que "Cristinazo" y "Binnerazo" aparecen entre los asuntos más mencionados, en alusión a la abrumadora victoria que habría conseguido la presidenta argentina, la peronista Cristina Fernández, y el segundo puesto obtenido por el socialista Hermes Binner, según los primeros sondeos.

En su afán por custodiar los sufragios, la autoridad de una mesa bonaerense decidió llevarse el depositario de votos cuando fue al baño, lo que causó la reacción de los fiscales que le reclamaron que "entregara la urna", relataron portavoces oficiales.

Recién cuando la mujer salió del baño, regresó a la mesa con la urna y se normalizó la situación.

Otra de las sorpresas de la jornada fue el pedido de disculpas del expresidente Fernando de la Rúa, quien renunció a su cargo en 2001 en medio de la peor crisis en la historia del país.

"Se están por cumplir diez años de que renuncié al gobierno, si algo le molestó a alguno, si algún error cometí le pido disculpas a la gente", sostuvo el mandatario al ir a votar en la capital argentina.

Otro de los que sorprendió fue el exmandatario y candidato presidencial del Frente Popular, el peronista disidente Eduardo Duhalde, quien aseguró que "hay que apoyar a quién gane" las elecciones, pese a que las encuestas a pie de urna dan la victoria a Fernández, con quien está seriamente enfrentado.

La mandataria, por su parte, volvió a llorar este domingo al recordar a su marido y antecesor, el fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), luego de emitir su voto en la sureña provincia de Santa Cruz.

"Vivo este día con mucha emoción", destacó la jefa de Estado.

Quien evitó mostrar mala cara pese a los bajos resultados que le arrojan los sondeos es la candidata de la centrista Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien afirmó que "el éxito y el fracaso van y vienen, como los novios".

"Hoy termina la propaganda y empieza la vida. Se vivirá como se vote", deslizó intrigante la candidata.

Los pronósticos de un triunfo abrumador para Fernández fueron repetidos hoy hasta por el expresidente Carlos Menem (1989-1999), quien busca renovar su mandato como senador con una lista aliada al oficialismo pese a que tiempo atrás era un acérrimo opositor.

Otro de los candidatos presidenciales, el radical Ricardo Alfonsín, pasó este domingo un mal momento cuando votó en su ciudad natal, la bonaerense Chascomús, donde un periodista le preguntó por qué no había hecho campaña en el distrito donde nació.

"Ya me lo preguntaste hace un rato, ¿qué tenés vos en la cabeza? No podía llegar a todos lados", respondió con molestia el postulante, según reprodujeron medios locales.

En otra ciudad bonaerense, Florencio Varela, fue a votar un hombre "con pedido de captura y lo agarraron", afirmó el ministro de Justicia y Seguridad provincial, Ricardo Casal, quien indicó que los comicios se desarrollaron con normalidad.

En otra escuela de Florencio Varela, un hombre fue detenido cuando intentaba votar con el documento de un fallecido, mientras que en Merlo, otro distrito bonaerense, las autoridades detectaron a un fiscal del peronismo disidente "sacando boletas del cuarto oscuro", sostuvo Casal.

Otra presunta irregularidad de estos comicios fue cometida por fiscales del oficialista Frente para la Victoria, quienes, según la denuncia divulgada por la justicia electoral, repartieron en una escuela porteña botellas de gaseosas con la inscripción "Clarín Miente", en medio del enfrentamiento que mantiene el Gobierno con el mayor conglomerado de medios del país.