El mandatario de EE.UU., Barack Obama, ha recaudado este año para su campaña electoral más dinero procedente del sector financiero y bancario que todos los candidatos presidenciales republicanos juntos, informa hoy The Washington Post.

El gobernante ha conseguido más fondos de empleados de bancos y otras entidades de servicios financieros que todos los aspirantes republicanos juntos, según un análisis de The Washington Post sobre los datos de la recaudación de las diferentes campañas con vistas a las elecciones de noviembre de 2012.

"Los números muestran que Obama mantiene el apoyo de los financieros demócratas que lo han respaldado desde que era un candidato presidencial desvalido hace cuatro años", sostiene el diario.

Obama tiene menos donantes del sector financiero que el republicano Mitt Romney, exgobernador de Massachusetts y uno de los mejor situados para lograr la candidatura presidencial de su partido, "pero es capaz de recolectar más dinero de cada uno de ellos".

Como ejemplo de la "ventaja" de Obama para recaudar fondos, el diario cita el caso de Bain Capital, una firma de capital privado con sede en Boston cofundada por Romney y donde el exgobernador hizo parte de su fortuna.

Romney recaudó 34.000 dólares de 18 empleados de Bain Capital, mientras que Obama recibió 76.600 dólares aportados por solo tres donantes de esa firma.

Los vínculos de Obama con los donantes relacionados con Wall Street podrían complicar la campaña para los demócratas, sobre todo a raíz de las protestas contra los "excesos" del sistema financiero y su expansión a nivel global durante las últimas semanas.

En previsión de esas posibles críticas, la campaña de Obama y otros demócratas han intensificado sus ataques contra Romney y el resto de candidatos republicanos por su oposición al aumento de las regulaciones para Wall Street, según The Washington Post.

En el trimestre que concluyó el 30 de septiembre, Obama recaudó 70 millones de dólares para buscar la reelección en 2012, según datos del Comité Nacional Demócrata.

Mientras, Romney logró en ese mismo periodo 14,2 millones para su campaña y el gobernador de Texas, Rick Perry, otro de los firmes aspirantes a la candidatura presidencial republicana, consiguió 15 millones.