Unos 60 "indignados" españoles radicados en Nicaragua se concentraron hoy en la Plaza de Las Victorias, en el nuevo centro de Managua, para protestar contra la crisis económica y reclamar un cambio en el modelo democrático.

Los manifestantes, que acudieron al llamamiento con el lema "España, Europa: lo llaman democracia y no lo es, es capitalismo y colonialismo ¡Ya basta!", leyeron un manifiesto en el que rechazan el concepto de austeridad para explicar la actual situación de crisis y afrontar su solución, "ya que supone una gestión autoritaria y antidemocrática de la riqueza común".

También denunciaron que las políticas de austeridad producen un incremento de las desigualdades y favorecen los intereses económicos y financieros privados de los responsables del modelo de desarrollo económico que ha provocado la actual crisis.

La concentración, que transcurrió en un ambiente festivo y sin incidentes, fue convocada por el Movimiento 15-M de los "indignados", capítulo Nicaragua, que demandaron un mundo mejor.

Los asistentes, que acudieron con pancartas como "Democracia real ya" y "El sistema no funciona", reivindicaron su apoyo a las movilizaciones que bajo el lema "Unidos por un cambio global" tuvieron lugar hoy en diferentes partes del mundo.