El presidente peruano, Ollanta Humala, promulgó hoy en la ciudad selvática de Iquitos la ley que deroga una norma aprobada por el Gobierno pasado que permitía el trasvase de dos ríos amazónicos para proyectos agrícolas y energéticos en otras regiones del país.

Humala dijo que la derogatoria se hizo en cumplimiento a la voluntad del pueblo amazónico porque la ley aprobada por el Gobierno de su antecesor, Alan García (2006-2011), había sido promulgada sin el consentimiento de las comunidades.

La derogatoria "asegura que las cuencas del río Marañón quedarán en la Amazonía, al igual que la cuenca del río Huallaga", dijo Humala en referencia a los dos afluentes que estaban comprometidos en el trasvase de sus aguas.

Esta semana, el presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, anunció que el trasvase de los ríos Marañón y Huallaga será sometido a la ley de consulta previa ante las comunidades nativas de la amazonía.

La norma derogada declaraba de necesidad pública y de interés nacional la ejecución del megaproyecto de trasvase de las aguas excedentes del Marañón y el represamiento y derivación de los excedentes del Huallaga hacia la cuenca del río Santa para promover el desarrollo hidroenergético y agrícola del país.