François Hollande, candidato de las primarias socialistas para las Presidenciales del año próximo, afirmó hoy que, de ganar, no contará en su Gobierno con el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

"Hay reglas y principios. Dominique Strauss-Kahn no entrará en el Gobierno que yo elegiré", aseguró Hollande en la televisión "BFM TV".

Favorito de los sondeos para ganar la segunda vuelta de las primarias en próximo domingo, tras haberse impuesto en la primera, Hollande aseguró que quiere "caras nuevas".

La Fiscalía de París archivó ayer la denuncia por intento de violación presentada por la periodista Tristane Banon contra Strauss-Kahn.

"No tiene que ver con sus procesos, sino porque quiero un Gobierno de renovación", aseguró el candidato.

El ex director gerente del FMI era el candidato preferido en las encuestas a las primarias socialistas cuando el pasado 14 de mayo fue acusado por una empleada de un hotel de Nueva York de intento de violación.

Pero ese caso, además de obligarle a dimitir de su puesto en el FMI, le apartó de la carrera al Elíseo.

Strauss-Kahn reveló que el pasado domingo votó en la primera vuelta de las primarias a Manrtine Aubry.

Hollande afirmó que quiere un Ejecutivo "con personas nuevas, con diversidad y con paridad", en el que Strauss-Kahn no tiene hueco.

"Los franceses quieren algo nuevo. Yo no digo que yo sea la encarnación de lo nuevo, pero creo que los problemas de 2012 son diferentes de los del pasado y quiero equipos nuevos para un proyecto nuevo", señaló.