El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibe hoy en la Casa Blanca a su colega surcoreano, Lee Myung-bak, en Washington en una visita de Estado adornada con la ratificación del Tratado de Libre Comercio entre los dos países.

La jornada comenzará con una ceremonia de recepción en los jardines de la Casa Blanca, tras lo cual ambos líderes celebrarán una reunión bilateral y ofrecerán una rueda de prensa.

A continuación, Lee almorzará en el Departamento de Estado junto al vicepresidente estadounidense, Joe Biden, y ofrecerá un discurso ante ambas cámaras del Congreso, antes de una cena de gala en la Casa Blanca.

El viernes, Obama y Lee viajarán juntos a Detroit para visitar una planta de ensamblaje de automóviles.

La visita ya se ha apuntado un tanto, después de que el Congreso ratificara finalmente el miércoles el TLC pendiente entre los dos países desde 2007, el de mayor tamaño que suscribe EE.UU. desde la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLACAN) en 1994.

La visita de Estado de Lee es la primera de un líder surcoreano a Washington desde la que realizó Kim Dae-jung a comienzos de la Presidencia de George W. Bush (2001-2009).

En esa ocasión, la visita estuvo dominada por el espinoso asunto de cómo reactivar las negociaciones para el desarme nuclear en la península norcoreana.

Según ha declarado la Casa Blanca, la visita de Lee marca la "revitalización de una alianza estratégica crucial" en los últimos dos años.

"La cercana relación personal entre los dos presidentes ha ayudado a fortalecer la base institucional para unas relaciones sólidas entre EE.UU. y Corea del Sur para el futuro", afirmó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor.

Desde su llegada al poder, en enero de 2009, Obama ha hecho de las relaciones con Asia, a donde ha viajado en dos ocasiones y tiene previsto regresar en noviembre, el eje de su política exterior.

El presidente será el anfitrión de la próxima cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) el mes próximo en Hawai (EE.UU.).

En sus tres años de mandato ha ofrecido cinco cenas de Estado, de las que tres han sido a líderes asiáticos: el primer ministro indio, Manmohan Singh; el presidente chino, Hu Jintao, y ahora el presidente surcoreano.

Además han recibido también tal honor la canciller alemana, Angela Merkel -aunque en su caso no se le denominó cena de Estado por una mera cuestión protocolaria-, y el presidente mexicano, Felipe Calderón.