El secretario del Interior de EE.UU., Ken Salazar, sugirió hoy que el presidente Barack Obama merece el voto de los latinos en 2012 porque "se preocupa" por sus causas y el foro de mañana para "contar bien" la historia hispana del país es prueba de ese compromiso.

"Es la primera vez en toda la historia de EE.UU. que un presidente tiene una reunión así sobre la herencia de los latinos", dijo Salazar durante una mesa redonda con medios en español en un edificio anexo a la Casa Blanca.

Preguntado por Efe sobre por qué Obama merece el apoyo latino en 2012, Salazar dijo que el mandatario "se preocupa" por los asuntos que aquejan a los 50 millones de latinos pero que el evento de mañana "no tiene nada que ver" con los comicios del próximo año.

"Tiene que ver con que él ha promovido la inclusión en EE.UU., y eso fue cierto en 2008 y ha sido cierto a lo largo de su Administración", aseguró.

Obama no sólo apoya una reforma migratoria integral sino que también impulsa un plan de empleos que ofrezca a los hispanos, golpeados por una alta tasa de desempleo, "la oportunidad de lograr el Sueño Americano", explicó.

"Puedo ver a la gente a los ojos y decirle que el presidente Barack Obama está de su lado", afirmó Salazar, quien reiteró su queja de que los republicanos, algunos de los cuales apoyaban la reforma migratoria, ahora se oponen a ese esfuerzo.

No se prevén grandes anuncios durante el foro en la sede del Departamento del Interior pero sí la reiteración de Obama sobre su apoyo a la reforma migratoria y la urgencia de que el Congreso apruebe cuanto antes su plan de 447.000 millones de dólares para sacar a la economía del atolladero actual.

El foro de todo un día incluirá paneles sobre el movimiento liderado por César Chávez por los derechos de los trabajadores del campo; la "influencia" del empresariado y los trabajadores latinos en la economía nacional; la participación latina en todas las guerras de EE.UU. y en la lucha antiterrorista, y sus contribuciones al acervo cultural del país.

"Para nosotros es muy importante porque buena parte de nuestra historia no se ha contado bien... cuando tienes partes de la herencia de EE.UU. que no han sido contadas, entonces no estás contando la historia completa", argumentó Salazar.