La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), plataforma que aglutina a gran parte de la oposición en Venezuela, presentó hoy una denuncia ante la autoridad electoral contra el presidente, Hugo Chávez, por supuestamente usar los bienes del Estado para hacer campaña proselitista.

El dirigente de la MUD Vicente Bello explicó a Efe que interpusieron una denuncia ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) por la supuesta violación por parte del jefe de Estado de la Carta Magna, la ley orgánica de procesos electorales y la ley de Contraloría General de los bienes de la Nación.

"Estos tres documentos (...) establecen que los funcionarios públicos están al servicio de la Nación y del Estado venezolano y no de parcialidad política alguna", dijo Bello, quien indicó, además, que los bienes de la República "no pueden ser utilizados" para "campaña proselitista a favor de ningún partido".

En el documento de la demanda, la MUD aseguró que el gobernante participó el pasado 8 de octubre en un acto de su partido, el Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en el Palacio de Gobierno, que ofreció para respaldar a activistas de la agrupación denominados "patrulleros de vanguardia".

El presidente "destinó una dependencia gubernamental (...) al establecimiento de la base de patrulla o movilización del PSUV, especialmente con miras a la campaña electoral para las elecciones presidenciales a celebrarse el 7 de octubre de 2012", reza el documento.

Consideró estos hechos "a todas luces contrarios a las disposiciones del ordenamiento constitucional y electoral vigente".

El representante de la MUD detalló que el CNE "está llamado a hacer cumplir la Constitución y las leyes del poder electoral" frente a todos los empleados públicos "y mucho más frente al principal funcionario del país".

Bello declaró que en campañas pasadas han presentado denuncias similares ante el CNE, pero lamentó que el organismo no contestara o utilizara "leguleyerías" indicando que las leyes actuales no prevén regulaciones fuera de la campaña electoral.

Opinó que el CNE debería "llamarle la atención y solicitarle (al gobernante) que deje de violar estas leyes", y admitió que en otros países este tipo de actuaciones "conduce a sanciones penales".

Sentenció que esperarán la respuesta del CNE y de no ser atendidos se dirigirán ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) e incluso a organismos internacionales.

Chávez ha anunciado su intención de alcanzar su tercera reelección en las elecciones de octubre de 2012, en las que se enfrentará a un candidato único de la oposición.