La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, conversó hoy con la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, sobre el complot terrorista atribuido a Irán y desarticulado con ayuda del Gobierno mexicano.

Clinton telefoneó a Espinosa como parte de una ronda de llamadas a sus homólogos para informarles sobre la trama frustrada que pretendía atentar contra la vida del embajador saudí en Washington, Adel Al-Jubeir, dijo hoy la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.

"Hemos tenido una cooperación excelente con México en este periodo, y uno de los objetivos de la conversación de la secretaria de Estado con su homóloga fue el de agradecerle esa relación", dijo Nuland.

La titular de exteriores estadounidense también llamó al ministro de Exteriores saudí, Saud al-Faisal, y al ruso, Sergei Lavrov, entre otros, y se reunió con el embajador de Suiza en Teherán, Livia Leu Agosti.

"Queremos instar a nuestros aliados en otros países a que nos ayuden en nuestros esfuerzos para asegurarnos que Irán asume la responsabilidad de sus actos, y particularmente para aumentar la presión política y económica", explicó Nuland.

Además de pedir un aumento de la presión política, el Departamento de Estado está intensificando sus contactos para tratar de estrechar el cerco económico a Irán, donde las sanciones internacionales "ya están haciendo daño", según la portavoz.

"Este es el primer año en mucho tiempo en que la economía de Irán no ha crecido. Vemos medidas que muestran una desesperación creciente para tratar de sortear las sanciones", aseguró.

Sin embargo, y pese al "enorme" número de sanciones unilaterales e impuestas por la ONU que pesan sobre Irán, "algunos países no están aplicando esas medidas tan rígidamente como debieran", indicó la portavoz.

"Apreciaríamos enormemente que se redoblaran los esfuerzos para aplicar las sanciones de la ONU, las nacionales y las regionales, y que se tomen nuevas medidas dentro de la capacidad de cada país, para enviar el mensaje de que este comportamiento no se tolera en la comunidad internacional", añadió.

El Departamento de Estado está "en un proceso de evaluación" para decidir si aumenta las sanciones contra Irán, tal y como ha hecho el Tesoro, precisó la portavoz.