Polonia tendrá por primera vez en su historia una diputada transexual, después de que Anna Grodzka, Ryszard Grodzki antes de modificar su sexo, haya obtenido hoy un escaño tras presentarse a las elecciones generales por del Movimiento Palikot.

La mujer, de 57 años, representa a la circunscripción de Cracovia, la ciudad donde Karol Wojtyla fue obispo antes de convertirse en el papa Juan Pablo II.

"Nunca pensé que en nuestro país podría salir elegida una persona como yo, pero veo que la sociedad está cambiando, y concretamente en Cracovia hay mucha gente que ve que el mundo avanza y desea sumarse a ese cambio", explicó Grodzka a la emisora de televisión TVN24.

El partido Movimiento Palikot, al que pertenece Grodzka, ha sido la gran sorpresa en estas elecciones, en las que ha obtenido un diez por ciento de votos.

Esta formación fue creada meses atrás por el empresario y político Janusz Palikot, quien antes pertenecía a Plataforma Ciudadana.

Definido por algunos medios como el "Berlusconi polaco", Palikot representa una amalgama de liberalismo económico, anticlericalismo radical, europeísmo convencido y otras opciones impensables hasta ahora en Polonia, como la defensa de la legalización de la marihuana.

El éxito de este partido se debe, sobre todo, al voto de jóvenes desencantados con los partidos tradicionales, que han visto en este "showman" de la política un símbolo de cambio en la sociedad polaca.