El Gobierno belga ha confirmado esta noche que se creará un banco residual o 'banco malo' para aislar los activos tóxicos del banco francobelga Dexia, en el marco del rescate multimillonario acordado hoy con la entidad.

El primer ministro belga en funciones, Yves Leterme, ha confirmado en rueda de prensa que el banco residual tendrá activos por 90.000 millones de euros, que serán garantizados por los Estados belga (60,5 %), francés (36,5 %) y luxemburgués (3 %).

De este modo, a Bélgica le corresponderá garantizar unos 54.000 millones de euros, en torno al 15 % del PIB, a Francia 32.850 millones y a Luxemburgo 3.150 millones.

El valor contable del 'banco malo' asciende a 180.000 millones de euros, según Bélgica.

"Las garantías acordadas hoy son más bajas que las de 2008", ha indicado Leterme, dado que en el primer rescate de Dexia hace tres años ésas ascendieron a 150.000 millones, ha explicado por su parte el ministro belga de Finanzas, Didier Reynders.

Dexia va a pagar inmediatamente a los Estados belga, francés y luxemburgués una prima de 450 millones de euros por las garantías, de los que 270 millones irán a parar a Bélgica.

De esta forma, el Estado federal tendrá que pagar 3.730 millones netos por el cien por cien del capital social de Dexia Banca Bélgica, la filial belga de Dexia, según Reynders.

La nacionalización de Dexia Banca Bélgica se hace a un precio "razonable", indicó el ministro de Finanzas.

El precio se sitúa en la parte baja de la horquilla prevista por el Gobierno belga. Bélgica quería pagar 3.000 millones, Francia presionaba por 8.000 millones.

"Nos sentimos contentos por poder liberar a Dexia Banca Bélgica de todos los cargos y de todo riesgo que puedan surgir del entorno de Dexia", ha afirmado Leterme.

Reynders ha explicado que la intención del Gobierno belga no es permanecer indefinidamente en el capital social de Dexia Banca Bélgica pero tampoco quiere salir demasiado pronto, con el fin de garantizar su continuidad.

"Los clientes y los ahorradores pueden estar seguros al 200 % de que su dinero está seguro", ha asegurado Leterme, quien también ha concretado que con este acuerdo también "el personal de Dexia está a salvo".