El líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, afirmó hoy que el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, puede jugar un papel de "intermediador" para lograr la "definitiva paz" con Israel.

"Con su calidad, señor presidente, usted puede jugar ese rol conciliador y ese rol de intermediador entre Palestina e Israel para encontrar la definitiva paz", le dijo Abás a Funes en una comparecencia de ambos ante la prensa, en la que no aceptaron preguntas, tras una reunión que mantuvieron en la Casa Presidencial.

Abás le manifestó a Funes que el reconocimiento de El Salvador al Estado palestino, por lo cual le agradeció, "trae una oportunidad muy óptima para que usted pueda jugar un papel importante y positivo en el problema del Medio Oriente".

Funes y Abás anunciaron que acordaron el establecimiento de relaciones diplomáticas bilaterales, para lo cual instruyeron a sus respectivos cancilleres, Hugo Martínez y Riad Al Malki, y así darle continuidad al reconocimiento que el mandatario salvadoreño anunció el 25 de agosto pasado.

"Acordamos instruir a nuestros ministros de Relaciones Exteriores" para que "trabajen y nos presenten a ambos presidentes una estrategia para establecer" las relaciones diplomáticas y culminar con el "nombramiento de embajadores de ambos países", apuntó Funes.

"Queremos abrir una embajada palestina en El Salvador", remarcó el líder de la ANP, quien se encuentra desde ayer en el país centroamericano como parte de una gira por Latinoamérica que comenzó el jueves en la República Dominicana y le llevará hoy a Colombia.

El gobernante salvadoreño aseguró que su reconocimiento al Estado palestino "en ningún momento le ha implicado algún problema (a El Salvador) con el Gobierno del Estado de Israel".

Abás coincidió en que la decisión del Gobierno de Funes "no se contradice en nada con las relaciones buenas que tiene El Salvador con el Estado de Israel".

La visita del presidente de la ANP a El Salvador tiene como principal objetivo agradecerle a Funes por su reconocimiento al Estado palestino y reafirmarle su deseo de que éste sea aceptado por las Naciones Unidas, lo cual solicitó el 23 de septiembre pasado.