El presidente del PP, Mariano Rajoy, clausura hoy la convención nacional de su partido que ha reunido desde el jueves a sus principales dirigentes, con un discurso en el que hará un relato de la situación en España y de cuál será su proyecto político si llega a La Moncloa.

Una intervención en la que, según fuentes de la dirección del partido, el candidato a la Presidencia del Gobierno no anunciará propuestas ya que el PP prefiere dosificar la explicación de su programa y así sólo ha dado cuenta de algunos de sus planes de Gobierno en estos tres días en Málaga.

Entre ellos, el PP anunció ayer su intención de reformar el Código Penal para incluir la prisión perpetua revisable, cambiará el sistema de elección de CGPJ para que doce de sus veinte vocales sean designados por los jueces o impulsará una ley para evitar abusos a personas mayores por parte de las grandes empresas como los bancos o las compañías telefónicas.

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, intervendrá en esta sesión de clausura para dar paso después a Rajoy, que cerrará esta convención a la que han asistido unas 3.000 personas entre participantes e invitados.