Más de tres millones de paraguayos están habilitados para votar mañana en el referendo que busca introducir la primera enmienda en la Constitución de 1992 para permitir el sufragio de los nacionales residentes en el extranjero.

El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) informó hoy que 3.039.309 personas, la mitad de la población del país, podrán emitir su voto este domingo en 240 distritos electorales de los diecisiete departamentos (provincias) del país.

Para esos comicios, que se llevarán a cabo de 07.00 hora local (10.00 GMT) a 17.00 (20.00 GMT), fueron instaladas 5.309 mesas en más de mil locales de votación, precisó la fuente.

La votación será propicia para que el TSJE introduzca por primera vez y como "plan piloto" padrones con la fotografía de los electores en algunos distritos, así como la aplicación de lectores de huellas dactilares en trece locales donde votarán autoridades nacionales y referentes de la prensa, precisó el organismo electoral.

La consulta popular contará con la supervisión de un equipo de trece observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuya jefa de misión, la excanciller colombiana Noemí Sanín, exhortó el viernes a los paraguayos a concurrir a la urnas.

También será instalado un monitor en la Plaza de la Democracia, en el centro de Asunción, para que la población y el contingente de paraguayos que llegaron provenientes de varios países para seguir las votaciones puedan observar los resultados que serán retransmitidos por el TSJE.

La votación se llevará a cabo tres días después de que el exdiputado y abogado Luis Villamayor presentara ante la Corte Suprema de Justicia una acción de inconstitucionalidad y solicitara la suspensión del referendo.

Villamayor argumentó durante la presentación de ese trámite judicial que la Constitución establece que todo cuanto tenga que ver con unos comicios no puede ser modificado a través de una enmienda por vía de una consulta popular, si no a través de una reforma constitucional a través de una Asamblea Nacional Constituyente.

La imposición del "sí" frente al "no" en el referendo representaría la primera enmienda a la Constitución de 1992, que fue elaborada en pleno proceso de transición democrática tras la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-89).

De concretarse esa situación, el TSJE tendrá que remitir al Congreso la enmienda constitucional para que los residentes en el exterior puedan votar, a partir de los comicios generales de 2013.

El Tribunal Electoral cifró en 722.152 los paraguayos radicados en el extranjero, en su mayoría en Argentina, con 550.713 personas; España (86.682); Estados Unidos (50.000); Brasil (28.822); y en menor cantidad en Bolivia, Chile y Uruguay, entre otros.