El presidente de Nicaragua y candidato a la reelección, Daniel Ortega, aseguró hoy que este país no tocará "tambores de guerra" contra Costa Rica por el contencioso entre ambas naciones y llamó a su homóloga, Laura Chinchilla, a resolver las diferencias a través del diálogo.

"Quiero decirle a los hermanos costarricenses que somos pueblos hermanos, pueblos vecinos, que no hay razón alguna para estar tocando tambores de guerra", dijo Ortega en un acto partidario en la sureña provincia de río San Juan, fronteriza con Costa Rica.

El gobernante nicaragüense, que buscará la reelección en los comicios del 6 de noviembre próximo, insistió en que la disputa territorial "bajo ningún punto de vista" debe resolverse con el uso de la fuerza.

"A nosotros no se nos ocurre tocar tambores de guerra, jamás, jamás la guerra volverá a nuestra región. Jamás Nicaragua se involucrará en guerra alguna", afirmó el dirigente sandinista.

Ambos países mantienen un litigio territorial desde octubre de 2010, cuando Costa Rica acusó a Nicaragua de invadir con militares y civiles y causar daños ambientales al humedal que Nicaragua reconoce como Harbor Head con el dragado del fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, lo que ha sido negado por Managua.

El caso es ventilado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, que en marzo pasado ordenó a los dos países abstenerse de enviar personal de seguridad, militar o civil a la zona en disputa, y los llamó a coordinar sus acciones contra el narcotráfico y el crimen organizado en la frontera.

Ortega ordenó hoy a sus funcionarios que "continúen" el dragado del río San Juan, "porque es nuestro derecho recuperar el caudal del río San Juan y lo estamos recuperando" para hacerlo navegable en cualquier época del año.

También señaló que los miembros de la Juventud Sandinista que permanecen en Harbor Head están para "construir, no para destruir".

El Gobierno costarricense protestó en agosto pasado al de Nicaragua por la presencia en la zona de litigio de esos miembros de la Juventud Sandinista en violación a lo ordenado por la CIJ.

El gobernante nicaragüense invitó hoy a Costa Rica a enviar a sus jóvenes a reforestar el humedal de 2,5 kilómetros cuadrados, que San José sostiene está en su territorio de isla Portillos.

Sostuvo que "el humedal se ha venido recuperando gracias a jóvenes sandinistas que de 100 en 100 han llegado a esa zona a construir, no a destruir".

Su Gobierno, explicó, trabaja y afina una propuesta formal que enviará próximamente al de Costa Rica para coordinar la presencia en la zona en disputa de una delegación ambiental latinoamericana para reforestar el humedal, del que dijo había sido "invadido y destruido" por fincas.

"Esta es la propuesta que le hacemos al pueblo y Gobierno de Costa Rica, Dios quiera que reflexionen y acepten", afirmó.

El canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, criticó el pasado 17 de septiembre en el diario costarricense La Nación al Gobierno de Ortega y se refirió a una "invasión" de Nicaragua al humedal.

"Creo que tenemos que considerarlo (al Gobierno nicaragüense) como un enemigo mientras sigan usurpando" el territorio costarricense, sostuvo Castillo.

Ortega remarcó hoy en tres ocasiones que la CIJ dijo que "el río San Juan es de Nicaragua".

Además, agregó que a este país "no se le ocurre" reclamar a Costa Rica el territorio del Guanacaste, que "está lleno de nicaragüenses y estaba integrado al territorio" de Nicaragua y por decisión de sus pobladores se anexó a Costa Rica el 25 de julio de 1824.