El presidente de Perú, Ollanta Humala, le pidió "otro sacrificio más" al héroe Miguel Grau, que se inmoló un día como hoy durante la guerra con Chile en 1879, para que le ayude "a unir al Perú".

Humala afirmó que había que reconocer "el heroísmo consciente (del almirante Grau), "ya era héroe cuando capitaneó el monitor Huáscar porque sabía que era un viaje sin retorno".

El 8 de octubre de 1879, Grau comandó la flota peruana, formada por el Huáscar y La Unión, en la batalla naval de Angamos contra una flota chilena que lo duplicaba en número y que lo venció en el combate armado.

"Usted nos mostró el camino de lo que tiene que hacer un hombre y una mujer por su patria" y ahora "usted tiene una de las más hermosas condenas: que no se puede ir de nuestra memoria", dijo Humala al presidir la ceremonia realizada en el puerto del Callao por la Marina de Guerra del Perú.

El mandatario dijo haber recibido la pistola de Grau, que era conservada por su familia, y que entregó hoy a la escuela naval para ser exhibida junto a otras reliquias del monitor Huáscar, que fue reparado y convertido en museo en el mar de Chile.

Las consecuencias de la también llamada guerra del Pacífico persisten hasta la actualidad, pues mientras Perú ha demandado a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para delimitar su frontera marítima, Bolivia exige a ese país sentarse a dialogar para recuperar su salida al océano.