El almuerzo de trabajo que debía tener hoy el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, fue cancelado por la muerte de la madre del político turco, informó la agencia semioficial Anadolu.

Rousseff terminó ayer la parte de su visita oficial a Turquía y viajó a Estambul, donde tenía previsto visitar varios lugares de interés turístico en la ciudad del Bósforo, antes de regresar a Brasil.

Tras llegar al centro estambulí, Rousseff expresó sus condolencias en la casa de la familia Erdogan, en el distrito de Kisikli, donde habían sido tomadas extremas medidas de seguridad.

El funeral de Tenzile Erdogan, que falleció ayer en un hospital de Estambul a los 88 años, tras ser operada hace una semana de la vesícula biliar, tendrá lugar hoy al mediodía.