El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, de visita en Santiago, animó hoy a incrementar el número de panameños que estudian en universidades chilenas y puso a Chile como modelo de desarrollo en Latinoamérica tras reunirse con su homólogo, Sebastián Piñera.

Durante una declaración de prensa conjunta en el Palacio de la Moneda en la que no se aceptaron preguntas, Martinelli y Piñera asistieron a la firma de un memorando de entendimiento en materia educativa y a un acuerdo sobre cooperación cultural.

El primer memorando, firmado por el ministro de Educación de Chile, Felipe Bulnes, y el canciller panameño, Roberto Henríquez, establece las bases de cooperación para el desarrollo de actividades que beneficien a docentes y estudiantes de ambos países.

En ese sentido, el gobernante panameño apostó también por incrementar el número de alumnos de su país que estudian en universidades chilenas.

"Hay enorme cantidad de panameños que ya han estudiado en Chile", recordó Martinelli.

"Cómo podemos (conseguir) que más panameños vengan a estudiar a universidades chilenas", planteó.

Algunas universidades chilenas han logrado altos estándares de calidad y el sistema ha logrado la cobertura más amplia de toda Latinoamérica, pero a costa de elevados precios de matrículas que obligan a los estudiantes a asumir grandes deudas.

Esto está en el origen de las movilizaciones que desde mediados de mayo mantienen paralizadas numerosas casas de estudio.

El mandatario panameño, que no aludió directamente a ese conflicto, explicó que muchas veces "los que están dentro no valorizan (sic) lo que piensan los de fuera", y aseguró que "lo que ha hecho Chile en todos los aspectos socioeconómicos, políticos y sociales es un ejemplo para Latinoamérica y el mundo".

"Nosotros pensamos que Chile es el ejemplo de Latinoamérica, el país más competitivo, más moderno, uno de los que más ha hecho por mejorar e incrementar el nivel de vida de sus ciudadanos", insistió.

Entre esos aspectos, Martinelli señaló que en Chile han aprendido aspectos de la explotación minera, principal actividad del país suramericano y cómo se puede mejorar el ordenamiento vial y el sistema de transporte en Panamá.

En materia económica, el gobernante panameño invitó a los chilenos a aprovechar la ampliación del Canal de Panamá para incrementar los dragados y modernizar las instalaciones de sus puertos, y ofreció para ello la ayuda de empresas de su país.

Según Sebastián Piñera, un tercio del comercio exterior de Chile pasa por el Canal de Panamá.

El mandatario chileno resaltó además que ambos países "comparten una visión del mundo y de la sociedad" basada en la libertad y están este año "entre los países de mayor crecimiento en el mundo".

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Panamá crecerá este año un 8,5 % y Chile, un 6,3 %.

Piñera advirtió sin embargo que "vienen tiempos difíciles en la economía mundial" y llamó a la unidad para hacer frente a la crisis.

Tras esta reunión, Piñera ofreció a un almuerzo en honor a Martinelli, quien viaja acompañado por el canciller Henríquez; el ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano; el ministro consejero, Aníbal Galindo, y el jefe del Gabinete del viceministro de Relaciones Exteriores, Rudy Cedeño.

Martinelli, que regresará mañana a su país, dictará este mismo lunes una conferencia en la sede de la Cepal sobre "Panamá como modelo de crecimiento económico en la región latinoamericana y el reto de disminuir la pobreza".