Irán ha rechazado la nueva reclamación de Emiratos Árabes Unidos sobre tres islas situadas en el estrecho de Ormuz, la boca del golfo Pérsico, y acusado a potencias foráneas de impulsar la nueva petición emiratí, informó hoy la agencia local Fars.

Según la agencia, que cita declaraciones del relator de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento de Irán, Kazem Jalali, las islas de Abu Musa, Tomb Mayor y Tomb Menor "seguirán siendo nuestras para siempre".

Jalali criticó la reclamación reiterada la semana pasada en Nueva York por el ministro de Asuntos Exteriores emiratí, Abdullah Bin Zayed Al Nahyan, durante el desarrollo de la Asamblea General de la ONU, y apuntó a Estados Unidos al acusar a "potencias extranjeras" de impulsar la reclamación.

"Esta es una cuestión dictada por potencias extranjeras que quieren que Oriente Medio siga siempre envuelto en conflictos y tensiones", recalcó el representante parlamentario iraní.

Según las autoridades de Teherán, está documentada la pertenencia histórica de las tres islas a Irán, aunque en 1903 cayeron bajo soberanía británica y retornaron a la iraní por un acuerdo de 1971, anterior a la independencia de los emiratos.

La reclamación emiratí cuenta con el apoyo de la Liga Árabe y los seis miembros del Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo y es un motivo de desacuerdo entre Irán y los países árabes.

Las tres islas ocupan una posición estratégica en el estrecho de Ormuz, la boca del golfo Pérsico, por donde se calcula que transita un 40 por ciento del petróleo que consume en el mundo.