Autoridades ambientales de Centroamérica y la República Dominicana se comprometieron en San Salvador a luchar contra el tráfico ilegal de animales y a hacer cumplir las leyes en la materia, informó hoy una fuente oficial.

En la primera reunión de la Red de Observancia y Aplicación de la Normativa de la Vida Silvestre (Roavis), que se realizó en San Salvador desde el lunes hasta este viernes, "cada uno de los países se comprometió a mejorar la aplicación de la ley", dijo a Efe la funcionaria regional Fátima Vanega.

También se comprometieron a "reducir el tráfico de especies realizando operativos conjuntos", dijo Vanega, coordinadora regional de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (Cites) de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD).

La funcionaria detalló que durante el encuentro se acordó hacer "un monitoreo regional" para ver cómo está la problemática en el istmo y la República Dominicana.

"Se presume", dijo Vanega, que en la región el tráfico de animales se da principalmente "de Nicaragua hacia El Salvador y Guatemala, y hacia Estados Unidos y México", indicó Vanega.

Entre las principales especies que se trafican están "los guacamayos, monos, boas, especies marinas, como caracol", aunque es difícil determinar en qué porcentaje son traficadas debido a la clandestinidad del delito, añadió.

La Red se volverá a reunir dentro de un año para verificar los avances de los compromisos alcanzados en San Salvador, de acuerdo con la información oficial.

La Roavis está integrada por fiscales, procuradores, representantes de aduanas, miembros policiales y autoridades administrativas.

Roavis se constituyó el 5 de septiembre de 2010 en San José, Costa Rica, a través de la firma de un memorándum de entendimiento entre los fiscales generales y procuradores generales de Centroamérica y la República Dominicana y la Secretaría del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), explicó Vanega.