Los Gobiernos de Estados Unidos y de Nicaragua acordaron hoy en Managua ampliar la cooperación para combatir el crimen organizado, el tráfico de narcóticos y el tráfico de armas.

El convenio fue suscrito este jueves por el encargado de negocios de la embajada estadounidense en Managua, Robert Richard Downes y el viceministro de Relaciones Exteriores y de Cooperación de Nicaragua, Valdrack Jaentschke.

Con la firma de ese acuerdo, Nicaragua recibirá 780.000 dólares para fortalecer sus capacidades en la supresión del tráfico ilícito de narcóticos y otros crímenes internacionales, precisó Downes, el principal funcionario de esa legación diplomática, que se encuentra sin embajador desde el pasado 19 de julio.

Ese acuerdo se da en el contexto de la Iniciativa CARSI, la cual es un esfuerzo regional multi-anual de Estados Unidos para ayudar a los países centroamericanos, México, República Dominicana y Haití a combatir el crimen organizado dentro de sus respectivos territorios actuando individualmente y en colaboración con la región, explicó la legación diplomática en un comunicado.

Según ese acuerdo, representantes de los Gobiernos de EE.UU. y de Nicaragua se reunirán semestralmente para hacer un balance de los avances cualitativos y cuantitativos del programa para el logro de sus metas y objetivos.

Esas evaluaciones son un elemento adicional al seguimiento de los programas y actividades que conducen ambos países, anotó la embajada estadounidense.

En el acto de firma, celebrado en la Cancillería de Managua, participaron el inspector del Ejército nicaragüense, el general Denis Membreño; el jefe de la Fuerza Naval, el contraalmirante Roger González; y el subdirector de la Policía Nacional, el comisionado general Javier Maynard. EFE