Costa Rica será la sede la próxima semana de la primera Cumbre Mundial de Juventud Afrodescendiente, la cual tiene como uno de sus objetivos la creación de un plan estratégico para el desarrollo y la defensa de los derechos humanos de esta población.

La cumbre, que se enmarca dentro del Año Internacional de los Afrodescendientes, se llevará a cabo entre el 5 y 7 de octubre con la participación de 150 jóvenes activistas en materia de derechos humanos provenientes de 40 países de América, el Caribe, África y Europa.

Angie Cruickshank, representante en Costa Rica de la organización Círculo de Juventud Afrodescendiente de las Américas y organizadora de la cumbre, explicó hoy en conferencia de prensa que las discusiones se enfocarán en temas como desarrollo, oportunidades para los jóvenes y lucha contra el racismo y la discriminación.

Uno de los principales objetivos, explicó Cruickshank, es la creación de un "plan estratégico" para el desarrollo y la defensa de los derechos humanos de los jóvenes afrodescendientes, el cual será presentado en un futuro a los Gobiernos y la Organización de Naciones Unidas.

Este plan estratégico integrará políticas en temas como derechos humanos, juventud, género, medio ambiente, seguridad alimentaria, salud sexual y reproductiva, migración, educación intercultural, inclusión social, articulación política, participación ciudadana, entre otros temas.

"Va a ser una discusión muy rica junto con nuestros jóvenes y esperamos que a partir de esto podamos tener el plan estratégico", manifestó Cruickshank.

El evento cuenta con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Fondo de las Naciones Unidas para la Población, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Gobierno de Costa Rica y empresas privadas.

En la cumbre también participarán representantes de esos organismos y de Gobiernos latinoamericanos especializados en temas de juventud y afrodescendientes.