El Bundestag, el parlamento alemán, aprobó hoy con una clara mayoría la ampliación del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), con 523 votos a favor, 85 votos en contra y 3 abstenciones, anunció el vicepresidente de la cámara, Wolfgang Thierse.

Los resultados indican además que los partidos de la coalición que encabeza la canciller federal, Angela Merkel, lograron aportar una mayoría propia en la votación con 315 votos favorables, cuatro mas del mínimo para evitar lo que podría haber conducido a una grave crisis gubernamental.

La votación de hoy se había convertido en una encubierta moción de confianza para Merkel y su gobierno, que habría quedado en entredicho si una mayoría de sus propios diputados no hubiesen respaldado la aprobación de la ampliación del FEEF.

De los 620 diputados del Bundestag, un total de 611 asistieron a la votación, en la que Merkel y su gobierno necesitaban un mínimo de 311 votos favorables de sus propias filas para salvar la cara y acabar con los llamamientos a un adelanto electoral desde la oposición si el gobierno no era respaldado por sus diputados.

La votación se vio precedida de un apasionado debate en el que la mayoría de los representantes de los partidos de la coalición gubernamental -cristianodemócratas (CDU), socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP)- y la oposición socialdemócrata (SPD) y verde defendieron el voto a favor.

Tan solo la formación de La Izquierda y un pequeño grupo de rebeldes de la Unión (CDU/CSU) y los liberales rechazaron públicamente la ampliación del FEEF con el argumento de que supone un lastre para futuras generaciones y ante el peligro de que no tenga fin la carga financiera para el contribuyente.

Los ministros de Finanzas y Economía, el cristianodemócrata Wolfgang Schäuble y el liberal Philipp Rösler, respectivamente, intervinieron personalmente ante el pleno para tratar de reducir el número de reticentes en las propias filas.

Con la votación favorable por parte del Bundestag alemán son ya once los países de los 17 que forman el Eurogrupo en ratificar el acuerdo, después de España, Bélgica, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Eslovenia y Finlandia.

Creado en 2010 y ampliado el pasado 24 de junio, ese fondo temporal de rescate está dotado de 780.000 millones de euros en avales y garantías, aunque su capacidad efectiva de préstamo para socorrer a países en dificultades asciende a 440.000 millones.

En el caso de Alemania, la ampliación del régimen de garantías supone un incremento de su aportación desde los 123.000 millones de euros iniciales hasta los 211.000 millones, equivalente a prácticamente dos tercios de los presupuestos nacionales.

El pasado 21 de julio, los jefes de Estado y de Gobierno de los 17 países del Eurogrupo acordaron otorgar mayor flexibilidad al FEEF, a fin de garantizar la estabilidad financiera de la eurozona y generar confianza en los mercados.

Esta reforma permitirá al FEEF prestar dinero a los países con problemas financieros para evitar que se deteriore aún más su situación, financiar la recapitalización de los bancos y, en casos excepcionales, comprar bonos soberanos de países en dificultades en los mercados secundarios.

El fondo de rescate temporal será sustituido en 2013 por otra instancia financiera de carácter permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MES y ESM, por sus siglas en inglés), cuya capacidad efectiva de crédito ascenderá a 500.000 millones de euros.