La familia en Estados Unidos del fallecido expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez dijo hoy que analiza la posibilidad de asistir a su sepelio, que se efectuará el próximo 6 de octubre en un cementerio de Venezuela.

Cecilia Matos, que fue la compañera sentimental del exgobernante, y las dos hijas que tuvo con él, Cecilia Victoria y María Francia Pérez Matos, también pidieron al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que "respete la memoria" del difunto y "le permita al pueblo venezolano celebrar el regreso del gran Carlos Andrés Pérez".

"Estamos discutiendo la posibilidad de asistir al entierro en Venezuela. La única inquietud que tenemos es que no quisiéramos que ningún partido se tratara de apropiar de sus restos", dijo la familia Pérez Matos en un breve comunicado.

Los restos de Pérez (1922-2010), fallecido en Miami el 25 de diciembre pasado, serán repatriados a Caracas el 4 de octubre y trasladados a la sede del partido político Acción Democrática (AD), en el que militó durante muchos años, donde los velarán a puertas abiertas.

"Como siempre lo hemos dicho, Carlos Andrés Pérez es de Venezuela y de los venezolanos; deseamos que su retorno sirva para unir a Venezuela y a la oposición", dijo la familia Pérez Matos, que reside en Miami.

El dos veces presidente de Venezuela (1974-1979 y 1989-1993) es recordado por sus compatriotas como uno de los políticos que fortaleció el sistema democrático y que lideró la nacionalización del petróleo y el hierro en su país.

Durante su segundo periodo afrontó dos intentos de golpe de Estado, uno de ellos encabezado por Chávez, quien logró obtener el poder años después mediante el voto popular.

En 1993, Pérez se enfrentó a una solicitud de antejuicio de mérito por el delito de "peculado doloso" y "malversación" de unos 17 millones de dólares de la partida secreta de la Presidencia.

El ex gobernante fue juzgado y condenado por ese delito y AD lo expulsó de sus filas.

Un tribunal venezolano emitió una orden de detención contra Pérez en marzo de 1998 por presunto enriquecimiento ilícito y contra Cecilia Matos por su supuesta participación como "cómplice necesario" en ese delito, de acuerdo con el documento judicial del caso.

Esta es la primera vez que las Pérez Matos se pronuncian sobre el sepelio del exmandatario desde que el pasado agosto se dirimió la disputa familiar sobre el lugar definitivo de su entierro al finalizar un proceso de mediación con la viuda del político, Blanca Rodríguez de Pérez.

Pérez, de 88 años, falleció el 25 de diciembre del año pasado de un ataque cardíaco en Miami y sus restos se encuentran de manera temporal en una cripta de un cementerio del condado de Miami-Dade (Florida).

El cadáver estuvo más de seis meses en una unidad de refrigeración de una funeraria hasta que un juez encargado de examinar el litigo familiar ordenó que fuera colocado en la cripta.

Cuatro días después de la muerte del político, su viuda interpuso una demanda contra Cecilia Matos para evitar que fuera enterrado en Estados Unidos en lugar de Venezuela.

La familia Pérez Matos se oponía con el argumento de que el exgobernante había expresado su deseo de regresar a Venezuela sólo cuando ya no estuviera en el poder Chávez.

Los Pérez Rodríguez aseveraban que el expresidente había manifestado su deseo de ser sepultado en Venezuela.

Pérez no dejó un testamento con instrucciones sobre este asunto.

El litigio se dirimió el pasado 17 de agosto después de que ambas familias lograron un acuerdo y decidieron que Pérez fuera enterrado definitivamente en su país de origen.