Grupos de música y danza de la santería cubana y venezolana se unieron hoy en una ceremonia religiosa en La Habana para rogar a sus respectivas deidades por la salud del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que padece cáncer.

Cánticos y bailes a ritmo de tambores, oraciones, ofrendas de velas, flores y tabaco animaron el "Bilongo por Chávez", como fue titulado el ritual de invocación religiosa celebrado en el céntrico pabellón "Cuba" habanero.

Durante casi dos horas se escucharon llamados a las deidades venezolanas María Lionza, el Gran Cacique Guaicaipuro y el Negro Felipe, de origen indígena y afroamericano e identificadas como las "tres potencias", y a las del panteón de la santería cubana, Babalú-Ayé y Oshún, veneradas por los católicos isleños como San Lázaro y la Virgen de la Caridad del Cobre, la patrona de Cuba.

"Rogamos por la salud del presidente Hugo Chávez con la certeza de que nuestros ruegos serán escuchados (...) no permitan que ninguna enfermedad puedan seguir teniendo cabida en su cuerpo", y que "los caminos estén abiertos a la salud, el éxito y la protección", fueron algunas de las peticiones del grupo religioso venezolano "Caña y miel", y del cubano "Aché-Iré", de Papo Angarica.

En otro momento del ritual los santeros llamaron a sus ancestros para que los ayudaran "a fortalecer la salud de nuestro presidente (Hugo Chávez)", pidieron que "le den fuerza" y resaltaron que "los pueblos de Cuba y Venezuela se unen en un gesto de hermandad" y gritaron repetidamente "pa'lante comandante".

Entre unas 200 personas asistentes al culto se encontraban el ministro de Cultura de la isla, Abel Prieto, decenas de estudiantes venezolanos en la isla y diplomáticos de varios países.

Este "bilongo", primero que se celebra por la salud de Chávez fuera de Venezuela, lo auspiciaron la institución cultural Casa de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) y la embajada venezolana en La Habana.

Marianela Toledo, estudiante venezolana de un taller educacional en Cuba, dijo a Efe que "es impresionante estar en otro país orando por la salud del presidente Chávez".

Asimismo, su compatriota Dannys Padilla, alumno de la Escuela Internacional de Educación Física y Deportes de la isla, dijo que "desde el punto de vista religioso es algo muy hermoso estar rogando para que él se siga recuperando y luchando" por el país.

Chávez fue operado en junio pasado en Cuba de un tumor canceroso y desde entonces ha sido sometido a cuatro ciclos de tratamiento con quimioterapia, tres de ellos en La Habana y uno en Venezuela.

El último de ellos lo concluyó ayer jueves en la isla, y tras su regreso a Caracas, Chávez anunció hoy que "ha terminado la fase de quimioterapia", y que ahora va a dedicarse "a la recuperación plena de toda la parte física".