La ONU reconoció hoy que la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones, impulsada por España y Turquía en 2004, juega ahora un papel más importante que nunca en el mundo a la hora de promover el entendimiento entre pueblos y luchar contra la intolerancia, el extremismo y el fanatismo.

"El trabajo de la Alianza de Civilizaciones toca muchas de las amenazas que se encuentran en lo alto del programa de trabajo mundial", aseguró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien hoy participó en la reunión ministerial del Grupo de Amigos de la Alianza de Civilizaciones.

Ban aseguró que en la actualidad "dos de cada tres conflictos importantes en el mundo tienen una dimensión cultural" y lamentó que "el extremismo, las luchas religiosas y el fanatismo alimenten ese fuego", por lo que destacó lo mucho que puede aportar al mundo el trabajo de la Alianza de Civilizaciones actualmente.

"Incluso las democracias más estables sufren actos horribles de odio y el asesinato de civiles inocentes elegidos por su identidad o creencias", reflexionó el secretario general, que animó a crear, como pretende la iniciativa, "puentes de entendimiento por el mundo que aguanten el peso de la intolerancia y el extremismo".

El máximo responsable de la ONU aplaudió los esfuerzos de los participantes en la Alianza por "promover el diálogo y el entendimiento", dos actores que "durante mucho tiempo han sido considerados una forma de poder suave, porque traen el cambio poco a poco, sin acciones militares".

Ban aseguró que el organismo internacional cuenta con el trabajo de la Alianza para "superar las luchas" actuales, ya que puede "otorgar poder a un gran cuadro de negociadores civiles, diplomáticos y embajadores que pueden fortalecer el pilar de valores que sustenta y promueve la paz".

En la reunión ministerial del Grupo de Amigos de la Alianza de Civilizaciones estuvieron presentes la ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez; su homólogo turco, Ahmet Davutoglu, y el ministro de Cooperación Internacional de Qatar, Khaled bin Mohamed al Attiyah.

El encuentro de hoy en la ONU, en el marco de los debates de la Asamblea General, sirvió de preparación del IV Foro anual de la Alianza de Civilizaciones, que se celebrará en Doha (Catar) el próximo mes de diciembre.

También participaron en la reunión el expresidente luso y alto representante de la ONU para la Alianza de Civilizaciones, Jorge Sampaio, y el presidente de la Asamblea General de la ONU, el catarí Nasir Abdulaziz Al Naser.

Además, este viernes la Alianza de Civilizaciones firmó un acuerdo con el grupo automovilístico BMW para crear el Premio a la Innovación Intercultural, un galardón con el que "se alimenta la imaginación y la creatividad para lograr colaboración entre culturas", indicó Sampaio tras la firma.

Los galardonados recibirán un premio en metálico y podrán colaborar con el equipo de la Alianza de Civilizaciones en la puesta en marcha de varios proyectos, mientras que los diez mejores trabajos que se presenten serán reconocidos en una ceremonia durante el foro de Doha.