El expresidente uruguayo Tabaré Vázquez, primer mandatario de izquierdas de la historia del país por el Frente Amplio (FA), instó hoy a la coalición a impulsar una "actualización" de su ideología y poder afrontar así los desafíos del futuro.

Ante el Plenario Nacional, máximo órgano de poder de la coalición, el exmandatario detalló los motivos por los que el FA debe apostar por revisar sus principios y estructuras en un contexto "en el que todo ha cambiado".

Vázquez, de 71 años y médico oncólogo de profesión, destacó que "el porvenir próspero del país está estrechamente vinculado al porvenir del FA, porque necesitan proyectos y herramientas políticas, y el proyecto político del FA es el mejor proyecto en el país".

Sin embargo, ese proyecto "es perfectible en ideas y acciones", un hecho que el FA debería tener presente para poder seguir trabajando en su compromiso "con la libertad y la democracia, con el desarrollo y con la justicia".

Esa actualización además permitirá al bloque, una heterogénea coalición de izquierdas en la que participan desde los comunistas a la democracia cristiana, "abordar los nuevos horizontes que su propio avance va descubriendo".

"Hay valores a rescatar, como la libertad, pluralismo, democracia, justicia, igualdad y solidaridad, en estos valores radica buena parte de la solución a los problemas actuales. Y la otra parte radica en su actualización, por que no pueden ser iguales a lo que eran en el siglo XVIII porque muchas cosas han pasado", razonó Vázquez.

En ese sentido, el expresidente señaló que el FA debe considerar su postura hacia el medio ambiente para apostar por políticas que busque el uso racional y sustentable de los recursos o hacia el fenómeno de la globalización, que no puede rechazarse porque es "irreversible".

Además, el FA debería actualizar sus conceptos de política y democracia en busca de poder conciliar "la efectividad del estado político como mediador social conservando la libertad de grupos e individuos para elegir la forma de vida que desean", así como los de libertad e igualdad, que son el binomio de "la ciudadanía moderna".

Asimismo, el ex mandatario consideró que se deberían reconsiderar los conceptos de ciudadanía y derechos, para ampliar los derechos económicos,sociales y culturales que protegen de la acción del Estado y de la acción del mercado.

El debate sobre la calidad del Estado, su relación con la sociedad civil y su funcionamiento también tendría que ser considerado por el Frente, según Vázquez.

De otra parte, señaló que la gestión de la educación y la construcción del Uruguay del futuro así como el respaldo que se le debe dar a los Gobiernos nacionales y locales en manos del FA como gesto de coherencia sin hacer de las diferencias internas "una competencia mediática" también son aspectos que el partido debería actualizar.

"Abramos puertas y ventanas, pensar y debatir con sentido crítico el sentido de país que queremos es una formidable aventura necesaria", sentenció.

Tras el discurso de Vázquez, el Plenario Nacional se reunió a puerta cerrada para debatir los planteamientos del expresidente, que acudió a la reunión invitado expresamente para exponer su idea.

Analistas y simpatizantes del Frente Amplio dan por seguro que Vázquez volverá a ser el candidato de la coalición a la presidencia en 2014, para sustituir así al también frenteamplista José Mujica.