El presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó hoy en la sede de la ONU "la arrogancia y prepotencia de ciertas élites", al referirse al enfrentamiento que mantiene con el diario El Universo.

"Reconozcan el error y pidan disculpas, no a mí, sino al pueblo ecuatoriano. Repetimos hasta la saciedad que se mintió en ese artículo", afirmó en una rueda de prensa tras participar en una reunión sobre la iniciativa medioambiental Yasuní-ITT.

Correa presentó una demanda el pasado marzo contra el diario ecuatoriano por una columna que decía que había ordenado "disparar a discreción y sin previo aviso en un hospital lleno de civiles" durante una revuelta policial el 30 de septiembre de 2010, una jornada en la que murieron cinco personas en Quito.

En ese día el mandatario estuvo retenido en un hospital, del que fue rescatado por fuerzas leales en medio de un tiroteo.

Una corte de apelaciones ratificó el pasado miércoles la condena a tres años de cárcel y 40 millones de dólares de multa impuesta en primera instancia a los directivos de El Universo, pero hoy el diario dijo que recurrirá ante la Corta Nacional de Justicia.

"Si gano el juicio, se dice que manejo la justicia. No sean ridículos, respondan ante la ley y todo se acaba", les espetó.

Y "como dice el catecismo católico, hagan propósito de enmienda", añadió.

Por otro lado, el presidente ecuatoriano justificó su decisión de no intervenir ante la Asamblea General de la ONU al señalar: "no quiero ofender a nadie, pero es bastante ineficaz".

La primera vez que se presentó en ese foro en 2008 "nadie escuchaba" e incidió en que cuando salió del edificio de Naciones Unidas todo el sector estaba acordonado porque llegaba el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Entonces "me dije, yo no voy a perder el tiempo con estas cosas".

De otra parte, dijo que estaba muy agradecido por al "torpeza" del alcalde de Union City, Brian Stack, quien se negó a reunirse con el mandatario y no autorizó el lugar inicial previsto el jueves para un encuentro con ecuatorianos residentes en el estado de Nueva Jersey.

"Nos dio una publicidad enorme con su torpeza y fue una jornada enormemente exitosa", subrayó.

El presidente ecuatoriano apuntó, asimismo, que las relaciones con Estados Unidos "son excelentes" en la actualidad tras el impasse que siguió a la expulsión de embajadores por parte de ambos países hasta los nuevos nombramientos, pero que las relaciones comerciales siguieron casi intactas".

Rafael Correa promocionó en Nueva York la iniciativa Yasuní-ITT y entre otras actividades dio una conferencia en The News School for Social Research, en la que explicó el proyecto medioambiental y atendió a las preguntas de los estudiantes sobre cambio climático.

También pronunciará una conferencia en la Universidad de Columbia y emitirá mañana su informe semanal en vivo para la televisión pública ecuatoriana.