El exvelocista estadounidense Carl Lewis anunció hoy su decisión de poner fin a su carrera para luchar por un asiento en el Senado estatal de Nueva Jersey después de que la justicia confirmara el jueves que su candidatura no cumplía todos los requisitos legales.

"No podrán votar por mí, pero sí podrán hacerlo por lo que creo", afirmó Lewis en rueda de prensa en la localidad de Mount Laurel (Nueva Jersey), un día después de que el tribunal de apelaciones de Filadelfia revisara un fallo anterior y considerara que no lleva residiendo en el estado el tiempo suficiente para presentarse.

El exatleta, nueve veces campeón olímpico, detalló que una vez que se ha retirado de la contienda política, centrará ahora todos sus esfuerzos en ayudar a los candidatos demócratas de su distrito para ocupar un puesto en la Asamblea legislativa, informó el periódico Star-Ledger.

Lewis no descartó tampoco escribir en el futuro un nuevo libro para hablar de lo ocurrido desde que la pasada primavera anunció su intención de obtener en el Senado estatal el escaño del distrito octavo, una zona dominada por los republicanos.

"Ya he escrito (dos libros) en el pasado, además de incontables columnas y artículos en los periódicos", añadió el exvelocista, quien detalló que quiere documentar todo el proceso desde que pensó por primera vez lanzarse a la arena política.

Las autoridades electorales de Nueva Jersey habían anulado su candidatura porque Lewis no lleva residiendo en el estado el tiempo requerido para poder presentarse, al menos cuatro años antes de los comicios.

También argumentaron que el exatleta tampoco era dueño de una vivienda durante ese tiempo, ni pagaba impuestos en ese estado, ni estaba registrado como votante y tampoco tenía su empresa registrada en Nueva Jersey durante ese tiempo.

Lewis, de 50 años, creció en la localidad de Willingboro (Nueva Jersey), pero pasó la mayor parte de su vida entre Texas y California, y asegura que trasladó de nuevo su residencia a Nueva Jersey en 2005 al comprar un apartamento en la localidad de Mount Laurel y una casa en Medford dos años más tarde.

Las elecciones al Senado y a la Cámara de Representantes de Nueva Jersey, ambas bajo control demócrata actualmente, se celebrarán el próximo 8 de noviembre.