El presidente de EE.UU., Barack Obama, expresó hoy al primer ministro turco, Recep Tayipp Erdogan, sus "sinceras condolencias" por el atentado de hoy en Ankara, que ha dejado al menos tres muertos y quince heridos.

Al comienzo de una reunión bilateral hoy al margen de la Asamblea General de la ONU, Obama expresó sus "profundas condolencias por la pérdida de vidas en la explosión en Ankara", que "recuerda que el terrorismo existe en muchos lugares del mundo".

Por su parte, Erdogan indicó que no es muy optimista acerca de que el terrorismo se pueda eliminar, pero sostuvo que su Gobierno toma pasos para ello.

El presidente estadounidense subrayó la cercana alianza entre su país y Turquía y destacó que los dos países colaboran muy estrechamente para luchar contra el terrorismo.

Obama también agradeció al primer ministro el papel de su país en Afganistán, donde tiene destacados 1.800 soldados.

Se espera que a lo largo de su reunión los dos mandatarios aborden cuestiones como la situación en Siria o las tensiones entre Turquía e Israel.

Ankara ha expulsado al embajador israelí ante la negativa de Israel a disculparse por su asalto a una flotilla que transportaba ayuda humanitaria a Gaza el año pasado y en el que murieron nueve turcos.

Ni Obama ni Erdogan quisieron responder a una pregunta de los periodistas sobre las intenciones palestinas de exigir el reconocimiento de su Estado en el Consejo de Seguridad de la ONU el próximo viernes, algo que EE.UU. e Israel tratan de evitar "in extremis".