La Unión Europea (UE) tiene previsto adoptar en los próximos días un nuevo conjunto de sanciones contra el régimen sirio de Bachar al Asad, entre las que a priori se incluirá la prohibición de inversiones en el sector petrolero, han indicado a Efe fuentes comunitarias.

El trabajo preparatorio está "muy avanzado", según esas fuentes, y la aprobación de las nuevas medidas debería llegar "pronto".

Expertos de los Veintisiete llevan trabajando desde principios de este mes en nuevas opciones para seguir aumentando la presión sobre las autoridades sirias y forzar el fin de la represión violenta de las protestas ciudadanas.

La prohibición de invertir en el sector petrolero sirio se sumaría al embargo a las importaciones de crudo, que entró en vigor el pasado 3 de septiembre y podría afectar a varias empresas europeas que tienen negocios en el país.

Junto a esta medida, la nueva serie de sanciones contempla además la congelación de los activos de nuevas entidades que apoyan al régimen y la prohibición de la distribución de papel moneda sirio que se imprime en Europa, según las fuentes consultadas.

Tanto la UE como Estados Unidos han aprobado en los últimos meses varios paquetes de sanciones contra Damasco, que afectan a entidades y personas vinculadas al régimen, incluido el líder del país.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha pedido hoy en su discurso ante la Asamblea General de la ONU que el Consejo de Seguridad imponga nuevas sanciones contra Al Asad, a lo que se han opuesto hasta ahora varios países, entre ellos Rusia.

Desde que comenzaron las protestas en Siria para reclamar democracia y reformas al régimen, han muerto casi 2.700 personas, según datos de Naciones Unidas. EFE