La presidenta argentina, Cristina Fernández, recibió hoy al alcalde de Shanghái, Han Zheng, antes de emprender su viaje a Nueva York para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas, informó el Gobierno argentino en su sitio web oficial.

En el encuentro, que tuvo lugar en la residencia presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires, estuvieron presentes el encargado de negocios de la embajada de China en Argentina, Cai Weiquan, y el director general de la Oficina de Asuntos Exteriores de Shanghái, Mingjun Li.

Tras la reunión, que se prolongó durante menos de media hora y de la que no se dieron más detalles, la mandataria argentina partió rumbo a Nueva York, donde participará el miércoles en la apertura de sesiones de la 66 Asamblea General de Naciones Unidas.

La presidenta viaja acompañada por su hija, Florencia Kirchner, por el ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, por el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zaninni, y por el subsecretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro.

En Nueva York se reunirán con el canciller argentino, Héctor Timerman, quien este lunes participó en la sede de Naciones Unidas del Simposio General sobre Cooperación Internacional contra el Terrorismo.

Fernández será el séptimo jefe de Estado en tomar la palabra el miércoles en la jornada inaugural de la asamblea anual de la ONU, y en su discurso tiene previsto renovar el reclamo argentino por la soberanía de las Islas Malvinas y volver a exigir justicia por el atentado contra una mutualista judía en Buenos Aires que en 1994 dejó 85 muertos.

Argentina reclama la captura de un libanés y ocho iraníes, entre ellos el actual ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi.

Como parte de la delegación oficial han viajado a Nueva York las principales autoridades de las entidades judías del país suramericano.