El sacerdote Alejandro Solalinde, la abogada Estela Ángeles Mondragón y la periodista Sara Lovera fueron hoy premiados en Ciudad de México con la Medalla Emilio Krieger 2011, que entrega la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) por su defensa de los derechos humanos.

El galardón fue instaurado en 2003 en honor de Emilio Krieger, abogado mexicano fallecido en 1999, fundador de la ANAD en 1991 y reconocido defensor de los presos políticos de 1968.

En un acto que tuvo lugar en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, la ANAD otorgó su galardón al sacerdote Alejandro Solalinde por su defensa "indeclinable" de los migrantes centroamericanos que cruzan México hacia Estados Unidos.

La abogada Estela Ángeles Mondragón fue premiada por su defensa de los indígenas rarámuris (Los de los pies ligeros), que habitan en el norteño estado de Chihuahua, y la periodista Sara Lovera por reflejar la problemática que enfrentan las mujeres en México.

Solalinde mantiene en Ciudad Ixtepec, en el estado mexicano de Oaxaca (suroeste del país), el albergue Hermanos en el Camino, que acoge y ayuda a los migrantes centroamericanos que se desplazan hasta Estados Unidos.

Por esta labor humanitaria ha sido amenazado por autoridades, delincuentes locales y bandas del crimen organizado "que le consideran un obstáculo", dijo Pilar Noriega, de la ANAD.

Con este premio, la ANAD quiso expresar su "admiración y apoyo" al padre Solalinde "por no permanecer en el silencio ni de brazos cruzados".

"El flujo migratorio es un movimiento subversivo, pone en evidencia la corrupción y despierta la solidaridad y la lucha pacífica por el ser humano", dijo el sacerdote.

Solalinde consideró que los migrantes son "el flujo de los tiempos actuales" y "la prueba acusatoria del fracaso del sistema capitalista".

"Recibo este premio como una persona indignada por el trato injusto a nuestros hermanos y hermanas del sur y seguiremos luchando hasta tomar una nueva conciencia y parar la extorsión, el secuestro y el asesinato de estas personas", explicó.

Por su parte, la abogada Estela Ángeles Mondragón mantiene una enconada defensa de los indígenas rarámuris, a favor de quienes ha conseguido sentencias por las que se les han tenido que restituir varias hectáreas de terreno.

La ANAD explicó cómo Mondragón ha sufrido amenazas por su trabajo y contemplado como su marido fue acribillado por dos desconocidos. Además su hija fue víctima de un atentado del que logró salir ilesa.

"Su labor toma relevancia en estos momentos en el que grandes empresas desalojan a los indígenas para la construcción de grandes centros comerciales y carreteras, y para la explotación de sus yacimientos de oro y plata", comentó Bárbara Zamora, de la ANAD.

Luis González Placencia, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), dijo de ella que su lucha recuerda que "el mestizaje seguirá siendo un mito" si no se es capaz de "dotar de calidad de vida a este gremio".

Mondragón agradeció reiteradamente el premio con un discurso acerca de la palabra gracias, que pronunció en repetidas ocasiones en español y en rarámuri.

Sara Lovera recibió su premio por su trabajo "a favor de la inclusión de las mujeres en el espacio social y demostrar que sus problemas de igualdad cuestionan el estado de derecho", dijo González Placencia.

Su trabajo comenzó en 1968 y continúa en la actualidad con su colaboración en diversas publicaciones periódicas.

La ANAD la definió como una "periodista de la lucha obrera" y una "reportera a pie de fábrica" que "merece este reconocimiento".

"Lo que más me llena de gusto es que es la primera vez que entregan un reconocimiento de este tipo a un periodista (...) y es importante porque estamos viviendo un momento muy malo para la profesión", dijo Lovera.

Respecto a su lucha feminista, indicó que México "no podrá acceder a la democracia ni a la transformación mientras la sociedad no reconozca que las mujeres tienen la misma igualdad de derechos que los hombres en todos los actos de la vida cotidiana.

El acto finalizó con la entrega de un reconocimiento especial al abogado Jesús Campos Linas "por sus 60 años de ejercicio profesional y compromiso con los trabajadores en México", señaló la ANAD.