Centenares de miembros del Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales de Panamá (Frenadeso) marcharon hoy por las principales calles de la capital para manifestar su rechazo a las supuestas "arbitrariedades" y "autoritarismo" del presidente panameño, Ricardo Martinelli.

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), Saúl Méndez, dijo a Efe que esta manifestación, y otra que se realizó simultáneamente en la provincia de Chiriquí muestra el rechazo a las "arbitrariedades" del gobernante y "las pretensiones" de Martinelli "de acumular poder".

En ese sentido, Méndez citó las recientes declaraciones de Martinelli cuando sugirió a una comisión que estudia reformas constitucionales que elimine algunos "poderes" a la Presidencia como una "confesión de parte".

"Esos son los poderes con los que él ha estado abusando del pueblo panameño, de las organizaciones (gremiales y sindicales) y de los derechos fundamentales", recalcó Méndez.

El dirigente dijo que al escuchar este elemento "prácticamente de confesión" de Martinelli, "no cabe duda (que el mandatario) retoma a nuestro entender la posición del Frenadeso de que lo que debe haber aquí es una constituyente originaria y autoconvocada por el pueblo para legislar una nueva Constitución".

Según Méndez, esta nueva Constitución y unas nuevas reglas deben permitir "realmente una salida a la crisis que se vive ahora".

La Constitución panameña de 1972, dictada bajo la dictadura militar (1968-1989), ha sido reformada en cuatro ocasiones (1978, 1983, 1994 y 2004).

En la marcha, que se efectuó de manera pacífica hasta la sede del Parlamento panameño, participaron diversas organizaciones populares, sindicales, de educadores y grupos estudiantiles que forman parte del Frenadeso.

"La manifestación fue (también) para dejar plasmada nuestra posición con relación a las actuaciones de los diputados, que son parte de uno de los órganos del Estado más cuestionados, del Gobierno y de las situaciones que no se atienden en el país", subrayó el líder del Suntracs.

Los manifestantes gritaron consignas contra el alto costo de la vida y en rechazo a los bajos salarios, la inseguridad ciudadana y la crisis de salud en el Seguro Social por la presencia de una bacteria hospitalaria a la que se le achaca la muerte de decenas de pacientes.

Una delegación del Frenadeso fue recibida por un grupo de funcionarios del Parlamento, aunque ya la sesión legislativa había concluido.