La Unión Europea (UE) ha elaborado un programa, con un presupuesto de 12 millones de euros, para mejorar las condiciones de vida de los refugiados palestinos en el Líbano, informó la institución en un comunicado.

Según la nota, dicho programa, que será ejecutado a través de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Oriente Medio (UNRWA), incluye la rehabilitación de las viviendas de aquellas familias que se encuentren en situación más vulnerable en los campamentos.

Además, la UE asumirá parte de los costes del alojamiento de los refugiados que esperan la reconstrucción del campo de Nahar el Bared, en el norte del país.

Nahar el Bared fue destruido en el 2007 durante los choques armados que libraron el grupo radical suní Fatah al Islam y el ejército libanés.

El texto agrega que unas 3.000 familias desplazadas de Nahar el Bared se beneficiarán del programa, así como otras 736 que residen en otros campos de refugiados en el Líbano.

El comunicado hace referencia a un estudio socio-económico elaborado el año pasado por la ONU en el que se confirmaban las "difíciles condiciones de vida" de los refugiados palestinos en el Líbano, lo que contribuye a la "prevalencia de enfermedades crónicas".

El informe reveló también que se necesitaba rehabilitar más de 4.000 viviendas y que un 66 por ciento de los refugiados palestinos vive en el umbral de la pobreza.

En los últimos cuatro años, la ayuda de la UE a los refugiados palestinos en el Líbano ha superado los 64 millones de euros, siendo el principal suministrador de fondos de la UNRWA.

En la actualidad, viven en el Líbano unos 270.000 refugiados palestinos, la mayoría repartidos en 12 campos, aunque en la UNRWA están inscritos unos 425.000.