Destacados enviados de EEUU se entrevistan hoy en Ramala con el presidente palestino, Mahmud Abás, para pedirle que suspenda su campaña en busca de reconocimiento internacional a un Estado palestino en la ONU, indicaron a Efe fuentes palestinas.

El emisario de EEUU para el proceso de paz en Oriente Medio, David Hale, y el destacado asesor de la Casa Blanca Dennis Ross se encuentran en la región con la intención aparente de ejercer presiones de última hora para disuadir a los palestinos de acudir al organismo internacional en busca de apoyos a su reconocimiento como Estado.

Hale y Ross ya se reunieron con los dirigentes palestinos la semana pasada en Ramala con el mismo objetivo.

Fuentes oficiales palestinas consultadas por Efe explicaron que los estadounidenses "no tienen nada que ofrecer" y están pidiendo a la Autoridad Nacional Palestina que "no acuda a la ONU, ni al Consejo de Seguridad ni a la Asamblea".

Las fuentes calificaron de "prácticas diplomáticas no dignas de un país que se dice democrático" la estrategia empleada por Washington.

Y refirieron que desde hace meses los palestinos ofrecieron a los estadounidenses redactar conjuntamente un texto para presentar ante la Asamblea General o el Consejo de Seguridad de la ONU, propuesta a la que "los norteamericanos se han negado todo el tiempo".

El portavoz de la Embajada de EEUU en Israel, Kurt Hoyer, dijo a Efe que los enviados, que llegaron anoche, se reunirán con dirigentes palestinos e israelíes, y que su visita forma parte de los continuos esfuerzos de Estados Unidos para llevar a las dos partes de regreso a la mesa de negociación.

El ministro palestino de Asuntos Exteriores, Riad Malki, reiteró hoy en una conferencia de prensa la decisión palestina de acudir al Consejo de Seguridad de la ONU en busca de reconocimiento a un Estado palestino independiente.

Según Malki, el presidente palestino, Mahmud Abás, presentará la demanda de pleno derecho al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al concluir su discurso ante la Asamblea General previsto para el próximo 23 de septiembre.

Los palestinos aspiran a establecer un Estado en Cisjordania y la franja de Gaza, con capital en Jerusalén Este, territorios ocupados por Israel desde 1967.

EEUU e Israel se oponen a la campaña al considerar que el Estado palestino debe ser establecido sólo a través de las negociaciones directas entre las partes.