El Partido Acción Nacional (PAN), en el poder federal en México, decidió hoy iniciar un proceso por supuesta indisciplina contra el alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal, quien se negó a separarse del cargo para permitir una investigación sobre el incendio en el Casino Royale que causó 52 muertos.

La Comisión de Orden del PAN en Nuevo León, estado cuya capital es Monterrey, será la encargada de realizar el proceso, dijo a Efe una fuente de ese partido.

El PAN había exhortado a Larrazábal separarse temporalmente del cargo debido a que su hermano Jonás Larrazábal fue vinculado con un supuesto cobro ilegal a casinos para que pudieran operar, esto después de que la prensa filtró un vídeo en el que se le ve recibiendo dinero en una casa de juego.

Este escándalo estalló días después de que un grupo de delincuentes, miembros del cartel de las drogas de Los Zetas, prendió fuego al casino Royale en Monterrey porque su dueño se negó a pagar una extorsión.

El fuego mató a 52 personas y decenas más lograron escapar de las llamas y el humo, provocadas por el ataque perpetrado a plena luz de día del 25 de agosto pasado.

Larrazábal se dice inocente y pide que sean las autoridades judiciales las que determinen si su hermano está o no involucrado en algún ilícito.

El PAN deberá establecer si amonesta a Larrazábal, le retira sus derechos partidistas o le expulsa, aunque en fuentes periodísticas se maneja que la sanción podría ser la segunda. Sin embargo, también podría ocurrir que no se le sancione.

Esta decisión la tomará la Comisión de Orden en los siguientes días, dijo la fuente al aclarar que no hay una fecha establecida para que ello ocurra.