Las próximas elecciones legislativas del 25 de noviembre en Marruecos no contarán con un proceso de observación libre e independiente en las actuales circunstancias, advirtió hoy el Colectivo asociativo para la observación de elecciones (CAOE).

Según dijo a Efe el portavoz del colectivo que agrupa a unas 70 ONGs, Kamal Lahbib, la actual ley preparada por el Gobierno y que esta semana vota el Parlamento "no garantiza una observación independiente", por lo que este organismo estudia incluso la posibilidad de boicotear la observación, decisión que requerirá de unos días.

Tras la publicación el pasado agosto del proyecto de ley gubernamental para la observación electoral, el CAOE emitió un comunicado con varias críticas, que hasta el momento no han sido tenidas en cuenta, recordó Lahbib.

Entre sus críticas, el CAOE objetaba que la ley no se ajustaba a las regulaciones internacionales sobre el caso, que los observadores no tenían derecho a emitir comunicados hasta la proclamación de resultados de los comicios o que el gobierno se reservaba el derecho a acreditar a las ONGs que considerase "aptas".

Lahbib indicó que todas sus críticas han sido trasladadas además a los partidos y grupos parlamentarios, por lo que espera que sean recogidas en las últimas votaciones parlamentarias, pero si eso no ocurriera, el CAOE decidirá la próxima semana si boicotea o no la observación de esos comicios.

Las elecciones legislativas del 25 de noviembre, anticipadas tras la aprobación de un nuevo texto constitucional el pasado 1 de julio, son vistas como un examen para certificar la "calidad democrática" en Marruecos y la supuesta "excepción" que constituye este país en un convulso contexto regional árabe.