La alianza oficialista de Guatemala, integrada por los partidos Unidad Nacional de la Esperanza y Gran Alianza Nacional, suscribieron hoy un pacto legislativo "no electoral" con el partido Líder, cuyo candidato, Manuel Baldizón, disputará la presidencia del país en la segunda ronda electoral.

A ese pacto, que tiene como objetivo "impulsar una agenda legislativa conjunta", también se unieron los partidos Unidad del Cambio Nacionalista y Partido de Avanzada Nacional.

Jairo Flores, secretario general de la Unidad Nacional de la Esperanza, dijo a los periodistas que el pacto no constituye una alianza electoral en favor de Baldizón, quien disputará la Presidencia con el general retirado Otto Pérez Molina, del Partido Patriota (PP).

"Se trata de una alianza no electoral para impulsar una agenda conjunta" durante la próxima legislatura, precisó Flores, pero aseguró que "en ningún momento" han contemplado apoyar a Pérez Molina de cara a la segunda vuelta electoral que se celebrará el próximo 6 de noviembre, y que "la próxima semana" definirán su posición al respecto.

Por su parte, el diputado Roberto Villate, quien suscribió el pacto en representación del partido Líder, señaló que los partidos que participan en esta alianza definirán de forma conjunta "una agenda compartida" para impulsar en el Parlamento.

Sin embargo, no descartó que las agrupaciones, de forma individual, manifiesten sus apoyos a la candidatura de Baldizón, quien obtuvo el segundo lugar en las votaciones generales celebradas el pasado domingo en Guatemala.

En esos comicios, la alianza oficialista logró 47 de los 158 escaños del Parlamento; el partido Líder, 14; la Unión del Cambio Nacionalista, 14, y el Partido de Avanzada Nacional, 2.

Ello implica que de concretarse la alianza iniciada hoy luego de que sea instalada la nueva legislatura, el próximo 14 de enero, sumarán un total de 77 diputados, y solo les faltarán 3 para obtener mayoría.