El Gobierno cubano afirmó hoy que las medidas del presidente estadounidense, Barack Obama, hacia la isla son "insuficientes" y "limitadas", ya que mantienen la continuidad de la política de "bloqueo" económico de Washington.

"La Administración Obama ha mantenido la continuidad de la política de bloqueo y, aunque se ha querido presentar de otra forma, la autorización de algunas categorías de viajes, las remesas, el permiso a aeropuertos para volar vuelos charters a Cuba, son muy insuficientes y tienen un carácter sumamente limitado", indicó el viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Abelardo Moreno.

Moreno presentó hoy en La Habana el informe sobre el bloqueo económico y comercial de Estados Unidos sobre Cuba impuesto en 1962, que será sometido a debate en la Asamblea General de la ONU en octubre próximo.

El informe considera que el bloqueo de EE.UU. es el "obstáculo principal para el desarrollo" de la isla y cifra los daños económicos directos de esa medida en Cuba desde entonces hasta diciembre de 2010 en 104.000 millones de dólares a precios corrientes.

Si se mide en términos de la cotización del oro en el mercado internacional, Cuba estima que sus pérdidas a causa del embargo ascienden a más de 975.000 millones de dólares.

El documento señala que existe una "retórica oficial que pretende convencer a la opinión pública de que el actual Gobierno norteamericano ha introducido una política de cambios positivos".

En ese sentido, destaca que la isla continúa sin poder comerciar con subsidiarias de empresas estadounidenses en terceros países, mientras que los empresarios de esas naciones interesados en invertir en el país "son sistemáticamente amenazados e incluidos en listas negras".

Además, resalta que uno de los "rasgos distintivos" de la actual Administración de EE.UU. al aplicar el embargo ha sido el "recrudecimiento de la persecución de las transacciones financieras internacionales de Cuba, incluida las que provienen de los organismos multilaterales para la cooperación con la isla".

Sobre la apertura de viajes a la isla implementada por Obama, Moreno respondió a periodistas que el presidente de EE.UU. tiene capacidad ejecutiva para "incrementar notablemente" las categorías de estadounidenses que pueden volar a Cuba y aumentar los beneficios bilaterales en esa línea.

"Estados Unidos continúa aferrado a condicionamientos y exigencias injerencistas inaceptables como condición para un cambio de política", concluyó Moreno en su presentación.

El informe describe los daños provocados por esa política de Estados Unidos en sectores como la salud, educación y alimentación, este último con afectaciones de más de 120 millones de dólares de marzo de 2010 a igual mes de 2011.

Asimismo, menciona perjuicios por 15 millones de dólares en un período similar en el sector sanitario, así como la imposibilidad de aplicar tratamientos y comprar medicamentos comercializados por empresas estadounidenses en áreas tan sensibles como la oncología pediátrica.

Al igual que en años anteriores, el Gobierno cubano ha denunciado el embargo como "unilateral", "inmoral" y una "violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos" de los cubanos.

En la Asamblea General de la ONU del año pasado, 187 países votaron a favor de levantar el embargo, frente a tres abstenciones y dos votos en contra.