Los estadounidenses Shane Bauer y Josh Fattal, condenados a ocho años de cárcel por espionaje y entrada ilegal a Irán, quedaron hoy en libertad bajo fianza de 500.000 dólares cada uno, anunció su abogado, Masud Shafii, a EFE.