El Sinn Fein, brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), se plantea presentar un candidato a la presidencia de la República de Irlanda por primera vez en la historia, según ha indicado el presidente del partido, Gerry Adams.

En una intervención durante el congreso de la formación en Belfast (Irlanda del Norte), Adams dijo anoche que el Sinn Fein "debería respaldar la designación de un candidato para ser presidente de Irlanda" de cara a las elecciones del próximo mes a ese cargo.

Debe ser un candidato que "sea capaz de ganar el apoyo de la opinión pública progresista y nacionalista y que refleje el amplio espíritu republicano de los irlandeses en este momento", manifestó.

Aunque la formación tiene pocas posibilidades de ganar esas elecciones, lo cierto es que el Sinn Fein ha incrementado de forma destacada su influencia en el sur de la isla en los últimos años, y en las pasadas elecciones legislativas triplicó su número de escaños en el Parlamento irlandés.

Para posible aspirante a sustituir a Mary McAleese, quien lleva dos legislaturas como presidenta, suena Michelle Gildernew, que ha ocupado diversos cargos en el partido católico-republicano y en el Ejecutivo de poder compartido en Irlanda del Norte.